| 4/11/2008 12:00:00 AM

Sector privado reacciona al aplazamiento del TLC

Dirigentes gremiales opinan sobre el aplazamiento de la discusión del TLC en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.
 
No hay cambios

En nada la decisión de hoy modifica el hecho de que el Tratado entre Colombia y los Estados Unidos está a consideración del Congreso norteamericano y eso no era así hasta el pasado lunes.

 

Segundo, si bien esta modificación se presenta en el cronograma, no afecta sino a la Cámara de Representantes y sólo en el cronograma; las otras reglas del Fast Track siguen como antes y no afecta el Fast Track en el senado de Estados Unidos. Quiero decir con ello, que por ejemplo la regla de que nuestro tratado no es modificable por el congreso sigue en vigor; eso era algo que generaba ciertas preocupaciones de orden político hacía el futuro.

Otro hecho para resaltar es que en el voto de esta mañana aparecieron 10 votos demócratas en contra de una posición partidista como la que sugería la señora Pelosi, 10 representantes demócratas votaron en contra, eso quiere decir que si bien no se consideró el fondo del tratado, ni su aprobación o no, cuando ese momento venga pues probablemente en el partido demócrata tendrá nuestro tratado un poco más de espacio.

También queda claro en lo que ha dicho la señora Pelosi, en su comunicado, que la negociación bipartidista será sobre temas como la ayuda a los trabajadores norteamericanos desplazados por la competencia comercial y algunos asuntos de la coyuntura económica especialmente de la crisis hipotecaria. Por eso nuestra lectura en ese sentido es que la señora Pelosi, que ha tenido todo el cuidado cuando se refiere a Colombia, inclusive en el debate de hoy, se refirió en buenos términos a nuestro país, deja abierta la puerta a esa negociación.

La modificación de estos 90 días como regla del Fast track es un cronograma, que puede moverse hacia delante o hacia atrás, no deberíamos sorprendernos si finalmente la votación sucede a los 100 días o a los 80 días. No quiere decir, según nuestra lectura, que la modificación sea exclusivamente para votarlo después de los 90 días. Si esa negociación bipartidista se logra antes, podría votarse antes en la Cámara.

Vale la pena, a nombre del sector privado, hacer una observación de política comercial. Esta modificación del cronograma no afecta ni hace desaparecer la posibilidad de que nuestro TLC sea ratificado. Aunque no nos afecte este hecho sí podría generar en terceros países una inmensa preocupación sobre sus relaciones comerciales con Estados Unidos y su Congreso. Imagínense ustedes lo que pueden pensar otros países cuyos tratados están en curso, que ni siquiera han sido presentados al congreso, por ejemplo Panamá ó Corea, futuras negociaciones que pudiera tener con Brasil o con Japón o con la Unión Europea, o la propia ronda de Doha. El Fast track fue previsto por Estados Unidos precisamente para tener certidumbre en la negociación, esta modificación le genera inmensa incertidumbre a países y sectores privados de terceros.

Creemos entonces que la discusión que se ha dado, ayer, antier y en la mañana de hoy con la votación en plenaria, deja claro que nuestro tratado seguirá su curso en el Congreso, que seguirá en el Senado con modificaciones en el cronograma de la Cámara, pero en nada se ve afectada la posibilidad de su ratificación. También nos llamó la atención el hecho de que hoy la discusión sobre el TLC con Colombia ya no esté atada a esos temas que siempre se sugerían como impedimentos del Partido Demócrata para analizar el TLC; violencia, impunidad, parapolítica, etcétera, sino que, básicamente la señora Pelosi ha remitido la controversia con la administración Bush sobre el TLC con Colombia a política doméstica, a negociaciones bipartidistas entre el Congreso y la administración Bush.

Es un tema de política doméstica en el cual el sector privado colombiano solamente puede ofrecer su disposición para dar toda información o toda clarificación que sea necesaria desde nuestra parte. Imagino que el gobierno colombiano tendrá igual disposición. Mantendremos todos nuestros planes y cronogramas de presencia en Washington, cabildeo, utilización de todos los medios de explicación ilustración a los miembros del congreso de Estados Unidos, sobre la importancia que este tratado tiene, sobre la trascendencia que tiene sobre nuestra estabilidad económica, sobre nuestra solidez política y sobre una relación bilateral que es una relación estratégicamente de aliados que pondrá sobre la mesa la necesidad de que administración y Congreso de Estados Unidos encuentren domésticamente las mejores maneras de llegar a una solución.

Me parece que es muy temprano todavía, decir si esta decisión tendrá consecuencias en la economía colombiana. Me parece que quienes analizan bien a Colombia saben que el comportamiento bueno de la economía que tenemos hoy es sin TLC y que siempre hemos dicho que el aporte al crecimiento que dará ese TLC una vez aprobado, será desde el momento en que tenga plena vigencia y seguridad para losa agentes económicos. Creemos que hoy tenemos un buen momento económico sin TLC, que se vería mejorado aún más con TLC y confiamos en que ese debate se estará dando en el próximo futuro


Luis Carlos Villegas
Presidente ANDI

 

Sector Automotor
La decisión de congelar el TLC por parte del congreso de los Estado Unidos por 90 días, hay que tomarla con mucha tranquilidad. Sabemos que el TLC es magnifico para el desarrollo del país pero recuerde que hemos sobrevivido sin TLC, la economía a crecido 7% y aunque a futuro el crecimiento no será tan alto si se espera que sea constante, por esto creemos que en nada va afectar el bolsillo de los colombianos.


Asopartes tiene exportaciones anuales de US$1,300 millones anuales de los cuales US$400 millones son a Estados Unidos. Zuloaga afirmo que con la firma del TLC las ventas se incrementarían en un 20% permitiéndole un mejor desempeño al sector. También dijo que si no hay firma, Colombia cuenta con otras salidas como es el TLC con Canadá, centro América, Chile entre otros.


Tulio Zuloga Revollo
Presidente Asopartes

 

El TLC sigue con vida
Es importante hacer claridad y hacer notar a las personas que el TLC sigue con vida, ya que en este momento la gente lo da por muerto. Lo que hizo el partido demócrata y algunos republicanos fue un movimiento de carácter político para no verse obligados a pronunciarse en un periodo corto de tiempo como lo exige el fast track, que exige la vía rápida para los tratados de libre comercio. Lo que hicieron los senadores al mando de Nancy Pelossi fue solicitarle al comité de reglas del mismo senado que el tramite se haga por la vía normal, buscando con estos bajar la presión y ellos poder pronunciarse en un periodo más largo.


Para el sector floricultor la esperanza de la firma del TLC se mantiene inclusive creen que existe una alta probabilidad de que este se realice y que su aprobación se de en una sesión al final del año llamada lame duck (pato cojo) pues recuerdan que en este periodo se produce una relevo de una parte de congresistas, lo que podría traer consigo un nuevo un acuerdo vi partidista.

Por otro lado siendo pesimistas, si eltratado no se diera y se alargara su aprobación, la asociación recurriría a un plan B como es la renovación de las preferencias arancelarias del ATPA, que viene gozando el sector hace 15 años y donde el arancel para todo tipo de flor colombiana exportada es de 0%.


¿Entonces por que es tan importante el TLC si cuentan con el ATPA?
EL TLC nos da reglas de juego claras y estables, el ATPA es temporal y es una concesión unilateral, con este ultimo tenemos que solicitar su prorroga a menudo generando inestabilidad en el sector, preferimos mil veces el TLC.


Para esto miremos como ha sido su evolución, el ATPA se ha prorrogado cuatro veces, su primer tramo inicio por un periodo de 10 años en el año 91 con fecha de vencimiento en diciembre de 2001, cuando venció se presento un problema coyuntural en los Estado Unidos como fue lo de las torres gemelas por lo que el congreso de ese país no legislo nada más que fuera lucha contra el terrorismo, esto ocasiono que durante 8 meses los exportadores colombianos tuvieran que pagar aranceles desde enero hasta agosto de 2002, posteriormente la primera renovación se hizo en 2002 de manera retroactiva y los aranceles fueron devueltos en su totalidad, la prorroga se hizo hasta 31 diciembre de 2006, la segunda se realizo hasta el hasta el 30 de junio de 2007, la tercera hasta el 29 de febrero de 2008 y la cuarta y ultima va hasta 31 de diciembre 2008.

Según estadísticas de la entidad las exportaciones a 2007 fueron de USD$1.114 de las cuales el 80% tuvo como destino a los Estado Unidos.

¿El TLC va a ser aprobado hasta el otro año?
No, lo que pasa es que la cobertura del FAST TRACK sobre el TLC sigue, fue presentado en el momento oportuno desde el punto de vista de la utilización del mecanismo para su estudio. Aquí lo que se ha modificado es una norma de procedimiento en la Cámara ese plazo de 90 días como una camisa de fuerza, pero pueden ser 80 o 100 días, no lo sabemos, va depender de una negociación interna bipartidista.

Estamos en un momento de negociaciones domésticas en Estados Unidos pero no pensamos que con ello llevamos el TLC a una crisis. Por el momento no vemos eso para poderlo decir necesitaríamos que sucedieran una gran cantidad de cosas.

Richard Franklin
Director Jurídico

Asocolflores



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?