| 4/18/2008 12:00:00 AM

Sector privado puede hacer más contra pobreza en America Latina

Bogotá.- La empresa privada puede hacer mayores esfuerzos para contribuir, junto con los gobiernos, a combatir la pobreza y generar empleo en América Latina y el Caribe, dijo el viernes el presidente de la Fundación Panamericana para el Desarrollo (FUPAD), Alexander Watson.

La FUPAD fue fundada en 1962 como una filial sin ánimo de lucro de la Organización de Estados Americanos y trabaja con la sociedad civil, el sector privado y los gobiernos para crear oportunidades y mejorar las condiciones de vida de los menos favorecidos de la región.

"La empresa privada tiene que entender que está en su propio interés averiguar las oportunidades para participar en el desarrollo de la región," dijo Watson a Reuters.

"Siempre los recursos son insuficientes, entonces tenemos que ser muy creativos y buscar sinergias para usar los recursos que tenemos lo mejor posible," agregó el diplomático quien asiste en Colombia a una reunión de la junta directiva de la FUPAD.

El número de pobres en América Latina y el Caribe disminuyó de 194 a 190 millones de personas en el 2007, según un reciente informe del Banco Interamericano de Desarrollo.

De acuerdo con cifras de la FUPAD, Colombia es el país del hemisferio con más recursos para la asistencia humanitaria con unos 30 millones de dólares anuales en programas que benefician alrededor de 700.000 personas.

La FUPAD, con recursos de los gobiernos de Colombia, Estados Unidos, y la empresa privada, impulsa proyectos de asistencia humanitaria a los desplazados por el conflicto interno y uno para sustituir cultivos de hoja de coca por productos legales como el cacao.

La fundación también está al frente de programas para ayudar a refugiados colombianos en la frontera con Ecuador y asistir a la población afrocolombiana, uno de los sectores más afectados por el conflicto y que sufre discriminación, según funcionarios de FUNPAD.

Los recursos que administra en Colombia la fundación adscrita a la OEA superan a los de Haití, el país más pobre del hemisferio y que enfrenta un problema de suministro de alimentos.

La FUNPAD maneja anualmente en Haití inversiones por unos 15 millones de dólares con programas de asistencia alimentaria, infraestructura y generación de empleo que benefician a unas 500.000 personas.

Watson opinó que la pobreza y la corrupción de los gobiernos son los principales problemas de la región y que los estados deben mantener la seguridad y políticas económicas abiertas que propicien una mayor inversión y generación de empleo que retribuyan en progreso y mejores condiciones de vida.

"Hay que dar a la personas la oportunidad de realizarse, muchas veces hay mucho talentos entre los pobres, pero no tienen la oportunidad (...) lo que tenemos que hacer es eliminar esas barreras," concluyó.

 

 

 

Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?