| 8/19/2009 12:00:00 AM

Se revisará decreto de ayuda a desempleados en España: Zapatero

El presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, admitió el miércoles que podría modificar el polémico decreto de ayuda a los desempleados aprobado hace una semana en un Consejo de Ministros extraordinario.

MADRID  - "Estamos dispuestos a hacer más eficaz la medida y la prestación para que abarque al mayor número de personas que lo puedan necesitar", dijo Zapatero en una rueda de prensa en Lanzarote. "Estamos dispuestos a contemplar todos los supuestos" en la aplicación del subsidio de desempleo.

Zapatero anunció que el Gobierno se va a reunir con los sindicatos para evaluar los primeros días de la puesta en marcha del Decreto y determinar "si es adecuado", y señaló: "si hay que hacer alguna modificación, la haremos".

El Ejecutivo anunció el pasado jueves la inyección de 642 millones de euros para facilitar una ayuda extraordinaria a los desempleados que hayan agotado el período de prestación.

La medida, que tendrá una vigencia de seis meses prorrogables por periodos de seis meses si la tasa de desempleo supera el 17 %, está diseñada para facilitar cobertura económica a desempleados que agoten su prestación o subsidio y carezcan de rentas superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional

En el segundo trimestre de este año, la tasa de paro en España se ubicó en 17,9 %, según cifras de la Encuesta de la Población Activa divulgadas recientemente por el Instituto Nacional de Estadística.

Sin embargo, la ejecución de la medida ha causado un fuerte revuelo mediático, social y político ya que los destinatarios de este subsidio son aquellos que estén en situación de desempleo sin prestación desde principios de agosto.

Zapatero no detalló posibles modificaciones a la medida ni fechas concretas para su estudio.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?