| 11/11/2008 12:00:00 AM

Se require claridad y concertación en los planteaminetos del Ministro de Agricultura: Asoleche

La industria láctea representada en ASOLECHE rechaza la afirmación del Ministro de Agricultura acerca de la oposición de la industria láctea a desarrollar programas de compra de leche para el ICBF.

Este planteamiento atenta contra la verdad y los hechos, puesto que la industria láctea representada en ASOLECHE es gestora de los programas de leche escolar para el ICBF; desde el año 2003 y con el apoyo del Consejo Nacional Lácteo, se presentó al Presidente Uribe una propuesta para que la industria láctea se vinculara activamente al mercado asistencial administrado por el Insituto, y este es el marco de acción vigente con el cual el ICBF realiza sus compras de leche.

Para citar un ejemplo, Alquería, importante industria nacional representada en ASOLECHE, en el año 2000 realizó un plan piloto de leche escolar con el entonces Gobernador de Cundinamarca, Andrés González. Asimismo la empresa es en este momento el principal donante industrial del Banco de Alimentos, con aportes superiores a los 1000 millones de pesos anuales entregados en producto.

Muchos interrogantes deja el Minagricultura con la confusa presentación de la propuesta de contribución para la leche, a la industria y la opinión pública, puesto que a la primera se le ha presentado un mecanismo de evacuación de excedentes de producción vía exportaciones, mientras que a la opinión pública se le ha mostrado un programa de mercado asistencial, que en su origen es una iniciativa de la industria, no del Ministerio.

El Consejo Nacional Lácteo, organismo desde el cual la industria ha apalancado el desarrollo de programas asistenciales, no ha sido consultado por el Ministro de Agricultura en momento alguno para concertar y socializar una medida que le costaría al sector lácteo 80.000 millones de pesos al año. Falta concertación del Minagricultura con los actores del sector privado, a nivel nacional, pues una propuesta de esta magnitud no puede decidirse a puerta cerrada entre el Ministerio y el Fondo de Estabilización de Precios (Fedegan).

Asimismo, si la preocupación del Minagricultura es por la alimentación de los niños colombianos, resaltan por su ausencia propuestas hacia la contribución de otros sectores de la industria de alimentos; no solo de leche viven los niños más necesitados. Además, si se sigue permitiendo la venta de leche cruda al consumidor final, se pone en tela de juicio que la alimentación de los niños sea la más adecuada.

La industria láctea representada en ASOLECHE afirma su compromiso con los programas asistenciales del Gobierno, en la medida en que es gestora de los mismos, pero rechaza la falta de concertación evidente en la propuesta del Minagricultura de generar una contribución a los productos lácteos, y el injusto trato dado a la industria láctea, ya vinculada a programas asistenciales.

La existencia de un mecanismo de estabilización del mercado lácteo, vía exportaciones o mercados asistenciales, es una necesidad del sector que debe ser concertada y socializada a través del Consejo Nacional Lácteo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?