| 11/13/2009 8:00:00 AM

Se reanuda paso por puente colombo-venezolano

Las autoridades colombianas confirmaron el jueves la reanudación del paso desde Venezuela a Colombia por un puente fronterizo, pero destacaron que no se han presentado disturbios.

Bogotá  — El cierre se produjo cerca de las 7:30 de la mañana y se reanudó antes de una hora en el puente "Francisco de Paula Santander", que une la población venezolana de Ureña con la colombiana de Cúcuta, en el departamento de Norte de Santander, a 400 kilómetros al noreste de Bogotá.

En Caracas, el canciller venezolano Nicolás Maduro expresó que ello "no va a tener ningún efecto directo sobre lo que son las actuaciones del Consejo de Seguridad" de las Naciones Unidas.

El gobierno colombiano decidió el miércoles presentar al Consejo de Seguridad un documento en el cual expone que el mandatario venezolano ha amenazado a Colombia con el uso de la fuerza.

Sobre el documento, Maduro añadió que la denuncia "está hecha como un guión para la guerra sucia, la guerra política contra Venezuela, contra el presidente de la República (Chávez), contra nuestro país".

"Quien hizo este documento lo sacó del guión de guerra política que el imperio (Estados Unidos) ha tenido contra Venezuela, contra Chávez, en los últimos años", acotó.

Por su parte, la ministra de Información de Venezuela, Blanca Eekhout, afirmó que Venezuela es el blanco de una guerra mediática que busca dañar la imagen del presidente Hugo Chávez.

El coronel Raúl Riaño, comandante operativo de la policía en el departamento Norte de Santander, destacó que cierres temporales como el de jornada son frecuentes en las últimas semanas debido a discusiones de habitantes de la zona con agentes venezolanos que custodian el paso fronterizo.

No se registraron disturbios o manifestaciones como se reportaron el fin de semana pasado, aseguró el oficial en diálogo telefónico.

Protestas el sábado, con manifestantes lanzando piedras a agentes de la guardia nacional venezolana, desembocaron en el cierre por unas cinco horas del puente "Simón Bolívar", otro de los pasos de frontera. Los manifestantes se quejaban de medidas de seguridad como intensas revisiones aplicadas por la guardia al momento de cruzar.

Sin embargo, tales pasos son de mucho menor flujo que el eje Cúcuta-Ureña y Cúcuta-San Antonio, donde las autoridades calculan que cruzan cada día más de 20.000 vehículos y miles de personas.

Ante las contínuas dificultades entre Caracas y Bogotá, el candidato presidencial colombiano Alvaro Leyva dijo que envió, tanto al gobierno del presidente Chávez como al de Alvaro Uribe, una "hoja de ruta" de ocho puntos para mejorar los lazos binacionales.

Leyva, un veterano político, presentó el documento en una conferencia de prensa en la sede de su Partido Conservador, que integra la coalición oficial del gobierno de Uribe.

Entre los principales puntos de esa "hoja de ruta" está que el gobierno colombiano "suspenda temporalmente" la entrada en vigencia de un reciente acuerdo de cooperación militar con Estados Unidos, que Caracas considera una "amenaza" a su seguridad.

Leyva, aspirante presidencial para los comicios del 2010, propuso además que los dos gobiernos estudien la creación de un "cuerpo militar binacional", integrado por personal profesional de las fuerzas armadas de los dos países, para que asuma el cuidado de la línea fronteriza.

En Caracas, la ministra Eekhout afirmó "Venezuela no quiere guerras entre hermanos", lo que "hay es una guerra mediática contra Venezuela... esta dirigida a atacar Venezuela, a mentir sobre Venezuela".

Sus declaraciones en una rueda de prensa se produjeron un día después que Chávez acusó a los medios de comunicación de tergiversar sus comentarios para hacerlo parecer como un "guerrerista".

 


(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?