| 12/15/2010 3:20:00 PM

Se profundizan desacuerdos sobre crisis de la deuda en Europa

Los desacuerdos sobre cómo lidiar con la crisis de la deuda en Europa se profundizaron el miércoles, en vísperas de una cumbre regional de dos días, al tiempo que protestas violentas e incertidumbres volvieron a alimentar los temores de los inversionistas.

Bruselas.- En medio del estancamiento político, los efectos de la crisis se sintieron a través de la región. En Atenas, manifestantes destrozaron automóviles y arrojaron adoquines y bombas incendiarias contra la policía durante protestas nacionales, y realizaron una huelga general contra las medidas de austeridad más recientes del gobierno y pasos oficiales para debilitar el poder negociador de los gremios.

La agencia de calificación de crédito Moody's dijo que pudiera rebajar la calificación de la deuda de España, el país de la eurozona que muchos economistas dicen es demasiado grande para ser rescatado con un paquete financiero similar a los aprobados para Grecia e Irlanda.

Aún así, diplomáticos dijeron que la reunión de jefes de estado y gobierno de la Unión Europea jueves y viernes no producirá decisiones radicales para contener la crisis de la deuda. En lugar de ello, la cumbre se concentrará en un pequeño cambio a los tratados de la UE para establecer un nuevo mecanismo de crisis acordado hace casi dos meses.

Pero las presiones sobre la UE para encontrar una nueva forma de lidiar con la crisis siguen siendo altas. Muchos economistas advierten que el débil crecimiento, apareado con temores sobre la salud de los bancos, ha vuelto insostenibles las cargas de las deudas de países como Grecia, Portugal e Irlanda. Los temores de que esos países no paguen sus préstamos han sacudido los mercados de bonos y reducido la cotización del euro.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?