| 11/26/2010 12:00:00 PM

¿Se postulará Sarah Palin en las próximas elecciones de E.U?

Sarah Palin, la telegénica republicana que exaspera a algunos votantes y deleita a otros, está dando aún más indicios de que podría lanzarse a la presidencia y el sábado visitará el crucial estado de Iowa.

Iowa.- El propósito oficial de su viaje al suburbio de Des Moines es promover su nuevo libro,

"America by Heart: Reflections on Family, Faith and Flag". Sin embargo, miembros del Partido Republicano y del Demócrata estarán muy atentos en busca de cualquier indicio de que pudiera buscar la nominación para desafiar al presidente Barack Obama en 2012.

Palin, ex gobernadora de Alaska y nominada a la vicepresidencia en 2008, ha alimentado tales conjeturas en días recientes. Dijo a Barbara Walters, de la cadena de televisión ABC, que piensa que podría derrotar a Obama, al tiempo que agregó: "Ahora estoy observando el estado de las cosas".

En una entrevista por separado, Obama dijo a Walters: "No pienso en Sarah Palin". El mandatario agregó que ella tiene "una base fuerte de apoyo en el Partido Republicano y respetó esas habilidades".

Palin asistirá la próxima semana a una segunda sesión de firma de libros en Iowa, que dentro de 13 meses organizará la primera reunión electoral en el país con miras a los comicios por la presidencia.

Algunos expertos políticos sospechan que es una tomadura de pelo, una forma para que Palin siga atrayendo grandes multitudes a su lucrativo programa de televisión y a sus libros, al tiempo que evita las partes fundamentales del trabajo de organizar una campaña a nivel nacional, que requieren cortejar a los votantes de la reunión política, difíciles de impresionar y recaudar millones de dólares.

Otros advierten que no hay que subestimar su ambición ni su habilidad para arrebatar la nominación republicana a una decena de hombres que la codician.

"Ella podría salirse con la suya y eso es algo para lo que todos deben estar preparados", dijo Mike Huckabee, que ganó la reunión electoral de Iowa en 2008. El está ponderando si volverá a contender por la nominación a la presidencia y algunos sienten que quiere establecer expectativas elevadas para un posible adversario.

Aunque los partidarios de Palin son legión y le tienen lealtad, la perspectiva de que busque la Presidencia alarma a algunos republicanos.

Creen que Palin genera polarización y es demasiado inexperta para derrotar a Obama, incluso si los republicanos en general pueden conservar el impulso que obtuvieron por sus buenos resultados en las elecciones de medio período presidencial realizadas este mes.

Su metida de pata el miércoles en materia de política exterior dio cierto sustento a esos temores. Declaró en el programa de radio de Glenn Beck que Estados Unidos debe seguir apoyando a "nuestros aliados norcoreanos", refiriéndose a las tensiones en la península de Corea.

Su entrevistador corrigió rápidamente el error de Palin, pero éste detonó un ataque inmediato entre los blogueros liberales de internet, quienes citaron la pifia como un ejemplo de su falta de pericia en política exterior.

Diarios en Asia y Europa hicieron eco de las críticas. The Times of India dijo que Palin "lo hizo de nuevo", mientras que el Daily Mail de Londres afirmó que ella "podría querer darle un repaso a su geografía".

The Weekly Standard, un sitio cibernético conservador estadounidense, salió en defensa de la republicana, señalando que "ella identificó correctamente a Corea del Norte como nuestro enemigo literalmente ocho segundos antes de la equivocación".

En casa, las encuestas muestran que los votantes están profundamente divididos en torno a Palin. Un sondeo reciente de AP-GfK encontró que 46% de los estadounidenses la ven favorablemente, mientras que 49% tienen una opinión desfavorable sobre ella. La porción de quienes respondieron tener un punto de vista "muy desfavorable" supera por mucho a quienes tienen una opinión "muy favorable".

En la encuesta, 79% de personas que se describen a sí mismas como republicanas afirmaron que les agrada Palin. Ello sugiere que le podría ir bien en las primarias republicanas, aunque tiene algo de trabajo por realizar en Iowa.

En encuestas de salida durante las elecciones de noviembre en ese estado, 21% de los republicanos que contestaron dijeron que les gustaría ver a Huckabee ganar la reunión electoral del partido en 2012. Otro 21% mencionó a Mitt Romney y 18% escogió a Palin.

Ella ha dado señales mixtas sobre sus intenciones. Recientemente concedió entrevistas a la ABC y The New York Times, incluso mientras prometía no volver a hablar con Katie Couric, la presentadora de CBS News cuya entrevista a Palin en 2008 la mostró aparentemente incapaz o sin deseos de nombrar un periódico o revista que lea en forma regular.

Los discursos de Palin y sus eventos de firma de libros suelen ser asuntos cuidadosamente controlados, en los que los reporteros son mantenidos a distancia. Sin embargo, si va a competir en los estados donde la votación inicia primero como Iowa, Nueva Hampshire y Carolina del Sur, tendrá que mezclarse con los votantes inquisitivos en montones de salones y reuniones pequeñas, señalan estrategas experimentados.

"En algún momento, si es una candidata que va en serio, tiene que hacer lo que hacen otros candidatos y eso es hablar directamente con la gente", dijo Steve Scheffler, veterano activista republicano de Iowa. "Uno puede ser una estrella de rock, pero si no se conocen las cuestiones prácticas, es difícil".

Huckabee —un ministro religioso que realizó una intensa campaña popular en Iowa antes de perder ante John McCain, que a la larga sería elegido candidato presidencial republicano de 2008— estuvo de acuerdo.

"La gente en Iowa y Nueva Hampshire no se deslumbra por el simple hecho de que alguien esté postulándose para presidente", afirmó. "Harán las preguntas fuertes y meterán a la gente al exprimidor de ropa".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?