| 11/27/2007 12:00:00 AM

Se divulgan experiencias de autopistas urbanas concesionadas

Atendiendo una invitación de la Cámara Colombiana de la Infraestructura, arriba hoy a Bogotá, Diego Savino, Gerente General de la gran autopista urbana concesionada de Santiago de Chile, sin duda el experimento de este tipo, más exitoso en el continente suramericano.

Bogotá.- La autopista gerenciada por Savino hace parte de la red de 210 kilómetros de autopistas urbanas de la Capital de Chile. Es considerada en la actualidad, por su tecnología y por sus excelentes servicios a los usuarios, como una de las autopistas urbanas más modernas del mundo.

 

Utiliza el sistema de “cobro electrónico en movimiento, free flow”, a través del dispositivo de un TAG que se adapta a los vehículos que utilizan el servicio.

Se trata, por lo demás, de uno de los proyectos de ingeniería y de amoblamiento urbano más prodigiosos mundialmente: son muy amplias las zonas verdes, los parques y los espacios públicos que adornan la obra, la cual se sumerge por debajo del Río Mapocho, a través de un túnel de casi 4 kms.

 

Los santiaguinos aducen que la autopista generó grandes réditos sociales a los habitantes de la ciudad, en cuanto acabó con trancones monumentales y redujo sustancialmente los tiempos de viaje, a la vez que estimuló ahorros en el mantenimiento del parque automotor de la ciudad.

Los alcaldes electos de Bogotá y Medellín, conocieron y mostraron interés por esta modalidad, en el reciente Congreso de la Infraestructura en Cartagena. Los asesores de los nuevos mandatarios sostendrán un encuentro con Savino, aprovechando su estadía en la Capital de la República.

Savino disertará ante cerca de 500 empresarios, a partir de las 8:00 a.m., de mañana miércoles 28 de noviembre en el Hotel Cosmos 100 de esta ciudad.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?