| 6/16/2010 11:00:00 AM

Se dispara el costo de la deuda soberana española

El costo del endeudamiento soberano español se disparó el miércoles y alcanzó otro récord ante los temores causados por las finanzas gubernamentales y los apuros de capitalización de los bancos en este país de la eurozona.

Madrid  — El diferencial entre las tasas de interés, llamado "spread", entre los bonos españoles a 10 años y el alemán, considerado el módulo de referencia, aumentó en más de 10 puntos base a 2,23 puntos porcentuales. La creciente diferencia indica que, para los inversionistas, España es cada vez más arriesgada como tierra de inversiones.

El aumento ocurrió al día siguiente que la Unión Europea advirtiera a España que tendrá que ampliar sus medidas de austeridad para reducir su déficit presupuestario: del 11,2% del Producto Interno Bruto el año pasado al 3% para 2013, el máximo permitido por las normas de la UE.

Durante meses han abundado las conjeturas de que España podría seguir el camino de Grecia, país que a la postre necesitó un rescate financiero tras ver congelados sus mercados crediticios con tasas de interés prohibitivas.

El gobierno socialista español se dispone a aprobar el miércoles por decreto ejecutivo una reforma laboral para abaratar el despido y reducir un desempleo superior al 20% en un país que no ha superado aún dos años de recesión. Los sindicatos respondieron prometiendo una huelga general para fines de septiembre.

El Ministerio de Hacienda negó repetidamente las informaciones aparecidas en varios diarios financieros europeos de que España pedirá ayuda económica a la Unión Europea.

El diario de negocios El Economista dijo que el FMI, la UE y el Departamento del Tesoro de Estados Unidos preparan un plan de rescate para España que incluye una línea de crédito de 250 millones de euros (unos 307 millones de dólares).

El viceministro de Hacienda Carlos Ocaña reconoció esta semana que los bancos españoles tienen apuros para obtener créditos en el mercado interbancario. "La situación es un problema", dijo el lunes al comenzar un curso financiero en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, de Santander.

Por su parte, el presidente del segundo banco más importante de España, el BBVA, Francisco González, fue aún más directo.

"Los mercados financieros han retirado su confianza a nuestro país" y no sólo el Estado español tiene dificultades en el extranjero para endeudarse sino también la mayor parte de las empresas y entidades crediticias "porque los mercados internacionales de capital están cerrados".

 (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?