| 3/16/2006 12:00:00 AM

Se detiene diálogo entre Bolivia y Brasil sobre gas natural

Las conversaciones entre la empresa petrolera estatal Petrobras en torno al acceso al gas natural de Bolivia han estado detenidas durante un mes, lo cual pone en duda la capacidad de la empresa para llegar a un acuerdo con el gobierno izquierdista de Evo Morales, informó el miércoles Dow Jones Newswires.

Petróleo Brasileiro SA ha estado dialogando con el gobierno de Morales desde enero, sobre la cuestión de cooperación en la extracción del gas natural, sector que el nuevo gobierno boliviano ha prometido nacionalizar, sin dejar muy en claro lo que ello significa para las empresas extranjeras en el país.

Pero Sergio Gabrielli, principal ejecutivo de Petrobras, dijo al servicio noticioso brasileño Agencia Estado que le preocupa la "falta de diálogo" entre Petrobras y Bolivia.

"Necesitamos abrir canales de diálogo y no tomar decisiones unilaterales", dijo Gabrielli. Dow Jones confirmó los comentarios por medio de la oficina de prensa de Petrobras.

Bolivia tiene las segundas reservas naturales de gas natural en Sudamérica, después de Venezuela, pero el país no ha sido un productor muy activo desde una ola de privatización desatada en la década de 1990.

Brasil es el principal cliente de Bolivia y utiliza el gas tanto como para la generación de electricidad como para su uso en cocinas y cada vez más como combustible alternativo para automóviles.

Petrobras, que ha invertido 1.500 millones de dólares en Bolivia desde 1996, parecía tener buenas relaciones con el gobierno boliviano y no ha sido blanco de las duras críticas vertidas por Morales contra empresas similares, como la argentino-española Repsol, desde que asumió en enero.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?