| 9/18/2008 12:00:00 AM

Se desploman mercados asiáticos, bancos centrales actúan

FRANCFORT- Las bolsas europeas revirtieron el jueves tres días de retrocesos al mediar la jornada de contratación, debido en parte a la acción coordinada de los bancos centrales para inyectar capital y limitar con ello la crisis financiera global.

En Asia, los mercados retrocedieron.

En Londres, el índice de 100 acciones FTSE-100 subió un 1,6% después que el banco Lloyds TSB PLC ofreció 12.200 millones de libras (21.800 millones de dólares) para adquirir el acosado Halifax Bank of Scotland PCL (HBOS), el mayor banco hipotecario británico, lo que calmó en cierta manera las inquietudes de los inversionistas.

"La adquisición fortalecerá la presencia de Lloyds en el mercado británico", dijo la analista Ivanka Stefanova, de la firma UniCredit, en Munich.

En Francfort, el índice DAX subió casi un 1% debido en parte a las acciones de la Deutsche Boerse AG, que subieron casi un 11%, así como la empresa automotriz Volkswagen AG, que según creen los inversionistas será adquirida en su totalidad por la Porsche SE en las próximas semanas. Ello hizo que las acciones de la mayor empresa de automóviles de Europa subieran un 10,1%.

El Deutsche Bank AG, el mayor banco alemán por bienes, vio subir sus acciones más del 4% a 52,44 euros.

Los analistas dijeron que los avances en los mercados europeos fueron consecuencia del anuncio formulado por el Banco Central Europeo, la Reserva Federal de Estados Unidos y los bancos centrales de Suiza, Japón, Gran Bretaña y Canadá de inyectar 180.000 millones de dólares de capital extra en los bancos escasos de circulante.

En una declaración, la Fed dijo que autorizó la expansión de líneas de "swap", o acuerdos recíprocos de divisas, con otros bancos centrales incluyendo cifras de hasta 110.000 millones de dólares por el BCE y de hasta 27.000 millones de dólares del Banco Nacional de Suiza.

La Fed indicó además que han sido autorizados nuevos con el Banco del Japón hasta por 60.000 millones de dólares; con el Banco de Inglaterra por hasta 40.000 millones de dólares y por hasta 10.000 millones de dólares con el Banco de Canadá.

En París, el índice CAC 40 subió caso un 1,1%, debido en parte al banco Dexia, cuyas acciones subieron casi un 10%, así como avances notables de los bancos Credit Agricole y BNP Paribas, con subidas del 5,9% y 5,8% respectivamente.

Igualmente avanzó la bolsa de valores de Madrid, donde el índice SMSI subió un 1,4% y en Estocolmo, donde las acciones subieron un 1%.

Por otra partem el principal mercado bursátil de Rusia permaneció cerrado el jueves, al día siguiente que los reguladores suspendieron la contratación ante la espectacular baja de las acciones. El mercado MICEX reanudó la contratación en forma limitada; el RTS reanudará sus operaciones el viernes.

Las agencias noticiosas ITAR-Tass e Interfax dijeron que según el ministro de Hacienda ruso Alexei Kudrin, los tres bancos más importantes de Rusia recibirán un aporte extra de 60.000 millones de rublos (2.360 millones de dólares) para reforzar la confianza en los mercados financieros.

"Tenemos reservas suficientes y una economía sólida y ello garantiza evitar la posibilidad de cualquier convulsión", dijo el presidente Dmitry Medvedev en la televisión. "No existe tarea más importante para las autoridades rusas que respaldar la estabilidad de nuestro sistema financiero en las actuales circunstancias".

En Asia, los mercados bursátiles desplomaron en medio de temores de que más empresas puedan sucumbir ante la crisis financiera que ha llevado a Estados Unidos a rescatar a la empresa aseguradora American International Group Inc (AIG).

El referente principal de la bolsa de Hong Kong, el índice Hang Seng, que llegó perder hasta un 7% durante el día, cerró prácticamente sin cambios con 17.632 puntos.

Por su parte, el barómetro principal del mercado bursátil de Japón, el Nikkei 225, también logró repuntar sus pérdidas del comienzo de la jornada pero aún así concluyó con un descenso del 2,2% a 11.489,30 puntos, su nivel más bajo de los últimos tres años.

Los inversionistas se mostraron preocupados por el préstamo de emergencia de 85.000 millones de dólares que hizo la Reserva Federal a AIG, la gigantesca empresa de seguros estadounidense que perdió miles de millones de dólares, una víctima más de la crisis financiera que ha azotado a Wall Street en lo que va del año.

La crisis, que fue resultado de las hipotecas de alto riesgo y las restricciones de crédito, ha provocado los derrumbes de varios gigantes de Wall Street como Lehman Brothers, Merrill Lynch y Bear Stearns.

Los dos bancos de inversión independientes que han logrado sobrevivir, Morgan Stanley y Goldman Sachs Group, están bajo el escrutinio mundial.

"Es un desplome total de la confianza. La crisis financiera en Estados Unidos está afectando a todo el mundo y todos buscan protegerse. Si la mayor aseguradora se desplome entonces nadie está a salvo", señaló Francis Lun, el gerente general de la firma Fulbright Securities Ltd de Hong Kong.

En tanto, las principales bolsas de Rusia permanecieron cerradas el jueves, un día después de que los reguladores suspendieron las operaciones tras un drástico desplomen en los precios de las acciones.

En tanto, en otros mercados, el índice S&P/ASX200 de Australia cayó el 2,4%; el sudcoreano Kospi retrocedió un 2,3% y el principal referente de la Bolsa de Shanghai cayó un 1,7% luego de haber presenciado un desplome del 7%.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?