| 5/14/2007 12:00:00 AM

Sarkozy se reúne con sindicalistas antes de asumir presidencia

El líder conservador sucederá el miércoles al presidente Jacques Chirac, después de haber ganado los comicios del 6 de mayo con promesas de cambio. Los pasos que Sarkozy dio el lunes sugerían que no va a perder tiempo para demostrar que es diferente a Chirac, quien fuera su mentor, y que atendería de inmediato el estancamiento económico y las tensiones sociales que generaron sus 12 años en el poder.

París.- El presidente electo Nicolas Sarkozy se reunió el lunes con un grupo de líderes sindicales y estaría dialogando con algunos socialistas para formar su gabinete.

Sarkozy, a quien muchos izquierdistas detestan, mantuvo un encuentro inusual con líderes sindicales antes de asumir la presidencia, con la esperanza de calmar la oposición a sus planes de reforma de las leyes laborales que protegen a los trabajadores franceses. Pero aún era un misterio la conformación de su gabinete de 15 ministros, que según sus allegados será anunciado a más tardar el próximo lunes.

Un funcionario cercano a Sarkozy dijo que había elegido al ex ministro de salud socialista Bernard Kouchner, fundador del grupo de ayuda humanitaria Médicos Sin Fronteras, como canciller. La fuente habló a condición de mantener su nombre en el anonimato porque aún se realizaban negociaciones a puertas cerradas.

Kouchner ha tenido cierta libertad dentro del Partido Socialista y a veces ha criticado a la vieja guardia. Es conocido y respetado en el extranjero.

Una portavoz de Kouchner se negó a efectuar declaraciones y a confirmar un informe publicado en el diario Le Monde de que se reunirá con Sarkozy para analizar qué ministerio recibirá. La oficina de Sarkozy no confirmó ni negó los rumores, y otras fuentes cercanas al presidente electo dijeron que cualquier cosa podría cambiar desde ahora hasta el momento en que se anuncie formalmente el gabinete.

Algunos informantes dijeron que otros socialistas eran también considerados para el gabinete, que Sarkozy prometio tendrá tantas mujeres como hombres. Se espera que Sarkozy designe a su primer ministro _ el ex ministro de Educación Francois Fillon es su favorito_ poco después de asumir el poder.

Los sindicalistas han criticado el llamamiento que Sarkozy efectuó durante su campaña para requerirle a los gremios del transporte público que cumplan con un servicio mínimo durante las huelgas, que han paralizado al país en el pasado.

La oficina de Sarkozy dijo el lunes que los encuentros con los líderes sindicales y empresarios eran un primer paso para la preparación de las "cumbres" laborales sobre temas como la igualdad de género en los lugares de trabajo y el contrato laboral. Sarkozy "enfatizó varias veces que no quería generar problemas a los sindicatos y que quería reformar el país a través del diálogo", expresó Francois Chereque, titular del gremio de centroizquierda CFDT tras la reunión con el presidente electo.

"Veremos en las decisiones si nos escucha o no", agregó.

La oposición de izquierda y los gremios temen que Sarkozy desmantele los beneficios para flexibilizar el sistema laboral del país, y que favorezca a los sectores de mayores recursos.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?