| 11/20/2008 12:00:00 AM

Sarkozy promete más protección a industrias con fondo especial

SAINT-JULIEN-LE-CHEDON - El presidente francés, Nicolas Sarkozy, prometió el jueves defender a las compañías clave del riesgo de hundirse bajo la crisis financiera, en el lanzamiento de un fondo de 20.000 millones de euros (25.050 millones de dólares) para ayudar a la industria.

En su más reciente medida para ofrecer algún aliento a la economía de Francia, la segunda mayor de la zona euro, Sarkozy dijo que el fondo invertirá en firmas viables que necesiten recursos y restaurará las hojas de balance de empresas consideradas vulnerables a la baja de los precios de la bolsa.

El objetivo de Francia es asegurar que la crisis financiera no provoque la desaparición de industrias estratégicas francesas en momentos en que los bancos siguen reticentes a prestar y los inversores podrían hacer apuestas fáciles en grandes compañías.

"El día que no construyamos trenes, aviones, autos y barcos, ¿qué quedará de la economía francesa? Sólo recuerdos. Yo no convertiré a Francia en un parque turístico", dijo Sarkozy en un discurso en una compañía proveedora del sector aeroespacial cerca de París.

"Quiero que Francia mantenga sus fábricas, quiero que este proceso de traslados y tercerización de las fábricas se detenga y quiero que las firmas con potencial para desarrollarse puedan hacerlo, incluso si en estos momentos las instituciones financieras están un poco tímidas", sostuvo.

El nuevo fondo será manejado por el banco estatal Caisse des Depots, usado tradicionalmente por el Gobierno para proteger a compañías de los predadores internacionales hostiles.

Ahora tendrá 20.000 millones de euros para empezar y podría crecer, dijo Sarkozy, notando que los inversores internacionales, especialmente los fondos soberanos, serán bienvenidos para incorporarse.


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?