| 7/4/2009 12:00:00 AM

Sarkozy ignora advertencias de deuda con nuevo préstamo

El presidente Nicolas Sarkozy está desafiando las advertencias sobre el espiral de la deuda francesa con un nuevo préstamo nacional que simboliza su idea de que la mejor forma de salir de la crisis es invertir, no ahorrar.

PARIS  - El préstamo será financiado en parte por el público en general y aún no está claro cuánto se recaudará o bajo qué condiciones.

Pero el Gobierno insiste en que esto ayudará a financiar lo que Sarkozy denomina un "buen déficit" usado para inversiones estratégicas y no un "mal déficit" que financie los gastos diarios.

El opositor partido socialista acusa al Gobierno de usar este nuevo préstamo como una forma de dejar de lado la toma de decisiones importantes hasta las próximas elecciones presidenciales del 2012, algo que el Gobierno rechaza.

"Durante 30 años hemos reducido todo el gasto positivo en inversión y hemos aumentado el mal gasto en el sistema actual", dijo Sarkozy en una entrevista en la edición de esta semana de la revista Le Nouvel Observateur.

Sin embargo, muchos han planteado la idea de acudir a los mercados de capital, donde sería más barato conseguir financiamiento antes que emitir un bono especial de ahorros que necesitará condiciones especiales para atraer a los inversionistas.

Pero la motivación detrás de esto parece ser principalmente psicológica: diferenciar la inversión de otro tipo de gastos y para enfrentar a los votantes franceses con duras elecciones económicas en el futuro.

"Parece una forma de subrayar el carácter excepcional de la estrategia presupuestaria", dijo Jerome Creels, director adjunto de investigación de OFCE, el centro económica del Sciences Po institute.

"Es una forma de decir, 'nos estamos permitiendo romper nuestros hábitos normales, pero es una excepción'", agregó.

El primer ministro Francois Fillon dijo la semana pasada que el plan apuntaba a "asociar a la nación con este esfuerzo", destacando la dura tarea a futuro.

"Esta idea de un préstamo también es para preparar psicológicamente a los franceses sobre que existe un problema con la deuda y que necesita ser enfrentado y prepararse para las medidas de austeridad que tendrán que llegar en el futuro", dijo Dominique Barbet, economista de BNP Paribas.

"DEFICITS INCOMODAMENTE ALTOS"

Con Francia sumida en una recesión y un crecimiento débil estimado para el futuro, el Fondo Monetario Internacional ha advertido con "déficit fiscales incómodamente altos" si el país continua con su política habitual de salir de la crisis mediante el gasto.

Actualmente, el Gobierno espera un déficit de entre 7 y 7,5 % del Producto Interno Bruto este año, más del doble del límite de la Unión Europea. Como porcentaje del PIB, la deuda llegaría a un 77 % este año y a un 83 % en el 2010, lejos del umbral de 60 % de la UE.

Muchos analistas piensan que estas cifras están por debajo de la realidad. El préstamo , que algunos medios estiman podría ascender hasta 100.000 millones de euros, empeoraría el panorama.

"Si se realiza un préstamo por 80.000 millones de euros en el 2010, en adición a los actuales requerimientos de fondos, la proporción de la deuda con relación al PIB treparía al 90 %, la más alta en la zona euro después de Bélgica, Italia y Grecia", escribió esta semana Laurence Boone, economista de Barclays Capital.

Los analistas concuerdan que incluso con un préstamo extra, la excelente calificación de la deuda francesa de AAA se mantendría sin variaciones.

Sin embargo, el hecho de que no llegue inversión antes del 2010, cuando la mayoría de las proyecciones ven el inicio de una recuperación, podría limitar su efectividad.

También existe una amplia preocupación sobre qué señales enviará el plan de Francia a sus vecinos europeos.

"Lo que parece estar faltando es una reflexión general de parte de las autoridades para que vayan más allá de un crudo cálculo del tamaño de la deuda o del déficit, que aborde una política presupuestaria y lo que constituye un efectivo gasto público", dijo Creels del OFCE.

"La crisis y posiblemente la iniciativa francesa han entregado la oportunidad para este tipo de debates pero este debería ser llevado a un nivel de la Unión Europea", agregó.

 

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?