| 5/25/2011 5:40:00 PM

Santos: Ley de víctimas busca sanar heridas

El presidente Juan Manuel Santos expresó el miércoles que la ley aprobada recientemente para la reparación de víctimas del conflicto armado interno busca "sanar heridas" y abre la ruta a una posible solución a la violencia en el país.

Bogotá - El Presidente dijo que espera firmar la ley a mediados de junio, cuando está prevista una visita, por invitación del gobierno, del secretario general de Naciones Unidas, Ban Ki-moon.

La Oficina en Colombia del Alto Comisionado de las Naciones Unidas consideró que la aprobación de la ley "marca un avance histórico...(y representa) poner verdaderamente en el centro de atención a las víctimas".

Pero su implementación será "un desafío para toda la sociedad colombiana y la comunidad internacional que hay que enfrentar con optimismo", manifestó Christian Salazar, representante en Colombia de la Alta Comisionada de la ONU en una comunicado en su página de internet.

El Senado aprobó el martes por la noche la llamada "Ley de víctimas del conflicto armado interno", un texto de 208 artículos que busca entregar indemnizaciones a por lo menos cuatro millones de personas víctimas de la violencia, así como devolver y titular tierras.

"Los alcances de esta ley y el precedente que sienta, sus objetivos, todo eso lo hace una ley que realmente va a cambiar en muchos aspectos la historia del país... es una ley muy completa, muy audaz", consideró Santos en un discurso en el acto de entrega de títulos realizado en la localidad de Tibú, en el departamento de Norte de Santander, a unos 468 kilómetros al noreste de Bogotá.

El presidente admite que si bien "la paz no ha llegado", estima que la norma aprobada "tiene como objetivo... ir sanando unas heridas que se han abierto durante tanto tiempo" por el conflicto.

El texto, al que para su sanción presidencial sólo le falta una "conciliación" o ajustar algunos artículos que el Senado cambió con respecto a los aprobados por la Cámara de Representantes, no específica el origen de los recursos que en total deberá desembolsar el Estado, pero sí que una persona recibirá como indemnización un máximo de 40 salarios mínimos mensuales, equivalente a unos $22 millones (unos US$10.000).

La persona indemnizada se compromete al momento de recibir el dinero a no demandar o emprender otra acción legal contra el Estado por más dinero.

Santos aprovechó para ratificar su posición en cuanto a que la inclusión en el texto de la frase "conflicto armado interno" de ninguna manera abre la puerta para que grupos guerrilleros, por ejemplo, busquen un reconocimiento político dentro o fuera del país, lo que fue un temor expresado por su predecesor Alvaro Uribe (2002-2010). El ex presidente califica a la insurgencia como simples bandidos.

"La mención del conflicto armado interno, vuelvo y repito, no es nada nuevo", dijo Santos. "No hay ningún argumento, ninguna posibilidad de que esta ley abra la puerta al reconocimiento de beligerancia de grupos" ilegales.

Además "no hay razón para que grupos que se dicen con alguna ideología estén con un fusil matando a sus compatriotas en aras de una ideología", agregó Santos, quien fue ministro de Defensa de Uribe (2006-09).

El presidente, junto al ministro de Agricultura, Juan Camilo Restrepo, entregó a 80 familias los títulos de propiedad de tierras que suman en total 1.576 hectáreas en una zona rural de Tibú.

Las tierras, cuyos títulos de propiedad --un documento clave para obtener créditos en la banca, por ejemplo--, corresponden a predios baldíos del Estado y que los campesinos habían ocupado desde hacía más de cinco años en busca de oportunidades de trabajo y de subsistencia, dijo en entrevista telefónica Alexandra Lozano, subdirectora de Tierras del oficial Instituto Colombiano de Desarrallo Rural.

Los campesinos ya siembran en esas tierras palma y tienen ganado, dijo.

Las autoridades investigan el robo o despojo de entre dos a seis millones de hectáreas --en este país de 114 millones de hectáreas-- desde los años 80 tanto a campesinos como pequeños y mediados productores por parte de paramilitares, narcotraficantes y guerrillas.

Santos ha dicho que la meta del gobierno es devolver y titular dos millones de hectáreas durante su cuatrienio de gobierno (Agosto 2010-agosto 2014).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?