| 5/3/2012 6:00:00 PM

Santos feliz por la buena relación con los vecinos

El Jefe de Estado aseguró que el momento difícil con Ecuador “quedó superado”, y al igual que con Venezuela y otras naciones de la región, la relación se fundamenta en el respeto por las diferencias.

El Presidente Juan Manuel Santos destacó este jueves, durante la posesión del nuevo Embajador en Ecuador, Ricardo Lozano Forero, el buen momento por el que atraviesan las relaciones de Colombia y los países vecinos.

“Con el Presidente Correa, con quien se tenía una relación bastante difícil, ya eso quedó superado. Tenemos unas muy buenas relaciones, respetándonos también nuestras diferencias como lo hacemos con el Presidente Chávez”, dijo el Mandatario.

Señaló que a través del respeto por las diferencias, siempre se busca la forma de colaborar en aquellas situaciones donde el pueblo ecuatoriano y el colombiano puedan salir beneficiados.

De igual manera, resaltó el buen comportamiento del comercio binacional con Ecuador y la integración energética, principalmente en materia de suministro eléctrico de Colombia al vecino país.

En ese sentido, señaló que la interconexión eléctrica con Ecuador es un paso importantísimo del país dentro de la región, pues ya se negoció la venta y la forma como se transmitirá energía hacia Panamá.

“Ahí vamos a subir hasta México, ésa es la aspiración. Y de Ecuador vamos a continuar con Perú”, manifestó el Jefe de Estado.

Entre las labores iniciales encomendadas por el Presidente Santos al Embajador Lozano, el Mandatario pidió que se establezca la fecha para firmar los límites con el vecino país.

“Realmente hemos definido ya los límites. Faltaba un pedacito por definir límites marítimos y eso ya quedó definido y tenemos simplemente que volverlo oficial a través de la firma de los dos Presidentes”, puntualizó el Presidente Santos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?