| 1/18/2011 5:30:00 PM

Santillana celebra sus 50 años de compromiso con la educación y la cultura

La editorial Santillana, líder en América Latina y España en el campo educativo, celebró hoy su 50 aniversario con un acto en Madrid en el que el príncipe de Asturias destacó "el compromiso con la educación y la cultura" de este sello y su "aportación" para "vertebrar un espacio educativo y cultural iberoamericano".

Madrid - Santillana agrupa a editoriales literarias tan importantes como Alfaguara y Taurus, y a la conmemoración, que tuvo lugar en la Casa de América, asistieron numerosos escritores, entre ellos Javier Marías, Luis Mateo Díez, Rosa Montero, José María Merino, Manuel de Lope, José María Guelbenzu, Carmen Posadas y Manuel Vicent.

Marías, cuya obra está traducida a 37 idiomas, es uno de los escritores más destacados de Alfaguara, el sello que también publica los libros de los Premios Nobel Mario Vargas Llosa, Günter Grass y José Saramago, cuya viuda, Pilar del Río, asistió esta noche a la celebración, así como de Carlos Fuentes, Arturo Pérez Reverte, Laura Restrepo, Nélida Piñón, Manuel Rivas y John Banville, entre otros.

Los príncipes de Asturias, Felipe de Borbón y su esposa, Letizia, presidieron la celebración del largo recorrido de Santillana, fundada por Jesús de Polanco, quien desde el principio supo darle "dimensión hispanoamericana" a su proyecto, como subrayó Emiliano Martínez, presidente del grupo.

Aquel "joven emprendedor, con una breve experiencia en el mundo del libro y con un modesto capital" de 600.000 pesetas, que ahora no llegarían a 4.000 euros, creó Santillana, una empresa que hoy día se ha convertido en "una realidad relevante en el sector de las industrias culturales", señaló Martínez.

En la actualidad tiene "ingresos cercanos a los 650 millones de euros y resultados netos superiores a los 50; vendió más de 120 millones de ejemplares el pasado año, trabaja con "2.500 autores" y desarrolla los planes de estudio de 21 países, según dijo el presidente de este grupo del que también forman parte sellos como Aguilar, Altea, Punto de Lectura y Suma.

El director general del Libro, Rogelio Blanco; el director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, que fue uno de los que tomó la palabra; el vicedirector de la RAE, José Antonio Pascual; Antoni Comas y Antonio María Ávila, máximos responsables de la Federación de Editores, y Magdalena Vinent, directora general de Cedro, asistieron también al acto, conducido por el periodista Iñaki Gabilondo.

Don Felipe aprovechó la ocasión para rendir homenaje a la industria editorial española por desempeñar "un papel crucial" para la proyección internacional de España en el actual entorno de crisis económica, para la pujanza del idioma y en favor de la riqueza y variedad de la cultura española.

El heredero de la Corona afirmó que los progresos culturales y educativos "son de largo recorrido" y "precisan de la participación y del compromiso de todos para contribuir a la mayor cohesión y dinamismo de una sociedad".

En este sentido, felicitó a los fundadores de Santillana que supieron ver, hace cincuenta años, que "el desarrollo de una sociedad justa, equitativa y preparada pasaba por la mejor formación de sus ciudadanos".

El libro y la educación, destacó el director de la RAE, "son ejes fundamentales en la cultura occidental" y son "auténticos caminos que conducen a la libertad".

Como recordó Blecua, la relación editorial con América empezó hace siglos. La primera edición del Quijote "pasó con la flota a América". El "Guzmán de Alfarache" alcanzó una "extraordinaria popularidad" en tierras americanas y, en sentido inverso, la poesía de Sor Juana Inés de la Cruz se imprimió en Madrid y luego se distribuyó en ultramar.

Con la labor realizada por Santillana "permanece intacto el espíritu inicial de conectar lengua, libro y educación extendiéndose por amplios territorios que continúan la labor de aquellos primeros editores que embarcaban sus fardos de libros hacia el Nuevo Mundo", señaló Blecua.

Javier Marías publicó su primera novela, "Los dominios del lobo", hace 40 años, y en 1976 descubrió "el mundo editorial" gracias a Jaime Salinas, entonces director de Alfaguara, que invitó al joven escritor a formar parte de un consejo editorial.

Aquellas reuniones "eran divertida; se trabajaba con seriedad pero sin solemnidad", decía Marías, antes de asegurar que Alfaguara, la editorial donde publica desde 1996, le da a los escritores "seguridad" para desarrollar su trabajo "sin prisa y sin presiones", y les da también "inquietud", porque "nunca nos permite bajar la guardia".

Paulo Renato, ex ministro de Educación de Brasil, país donde Santillana tiene una fuerte presencia, aseguró que este grupo, "mejor que ninguna otra institución española, promueve el vínculo entre la madre patria y Latinoamérica, haciendo el puente entre el pasado, el presente y el futuro".

Al término del acto conmemorativo, los responsables de Santillana obsequiaron a los Príncipes con una edición especial de "El viaje del elefante", de José Saramago, diseñada por Manuel Estrada.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?