| 3/1/2007 12:00:00 AM

Santander quiere ser más competitivo

Academia, empresarios y autoridades políticas, buscarán abrirle camino a la competitividad en el departamento. Definirán las prioridades y los principales proyectos para desarrollar.

Santander está en camino de idear una estrategia que permita aumentar su productividad y competitividad, con el fin de hacerle frente al Tratado de Libre Comercio, TLC, con Estados Unidos y su relación comercial con Venezuela.

A esta estrategia se le llamará la “Iniciativa de Competitividad de Santander”, la cual será diseñada a partir de tres espacios de deliberación: un foro, una comisión regional de competitividad y una dirección ejecutiva. Esta última estará a cargo de la Fundación Futura, perteneciente a la Cámara de Comercio de Bucaramanga.

A este organismo le correspondió apalancar el proceso, el cual fue presentado el pasado 15 de febrero en Bucaramanga, en la instalación de la Comisión Regional de Competitividad, la primera de su tipo en funcionar en el país, luego de que el gobierno nacional anunció la formación del Sistema Nacional de Competitividad. Dicho organismo obliga a los departamentos a poner este tema entre sus prioridades económicas.

A la fecha ya se encuentran identificadas las oportunidades y debilidades de Santander, frente a otras regiones que están por delante como el eje Cundinamarca-Bogotá, Antioquia y Valle del Cauca.

El presidente de la Cámara de Comercio de Bucaramanga, Juan Camilo Montoya, manifestó que para hacer el diagnóstico del departamento se trabajó en coordinación con la dirección del Centro de Competitividad y Estrategia de la Universidad de los Andes.

Según las conclusiones del estudio hecho entre la Cámara de Comercio de Bucaramanga y la Universidad de los Andes, las ventajas que tiene la región frente a otras del país son:

-Utilización de tecnología de punta.
-Utilización de técnicas y herramientas sofisticadas de mercadeo.
-Visión internacional de las juntas directivas.
-Rapidez en atención de necesidades de clientes y retención en los mismos.
-Invierten en atraer, entrenar y retener empleados.

Frente a las desventajas, que se establecieron por medio de una encuesta entre empresarios y gremios, de la región se encontraron las siguientes:

-Bajo nivel de exportaciones.
-Competencia dada por bajo precio de producto o servicio.
-Escaso uso del inglés en el medio empresarial.
-Bajo nivel de inversión de empresarios en proyectos de desarrollo y nuevos negocios.

Lo que sigue
Según Montoya, este diagnóstico le permitirá a la Comisión Regional de Competitividad conocer mejor el panorama del departamento. La diferencia fundamental con otras iniciativas que se han emprendido anteriormente y que se han quedado estancadas, es que los empresarios contarán con la mayor participación en la Comisión: de 32 integrantes, 14 serán representantes de los empresarios de la gran parte de los sectores productivos de Santander: avícola, calzado, confecciones joyería, etc.

“El propósito de este espacio es darle una buena destinación a los recursos con que contará el departamento para ver realizados viejos anhelos, como mejores vías, desarrollo de infraestructura, un mejor aeropuerto y otros. Para el futuro inmediato esperamos contar con buenos recursos como los provenientes de la venta de Ecogás, la próxima venta de una parte de la Electrificadora de Santander y otras fuentes que vayan surgiendo”, manifestó el directivo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?