| 2/1/2011 1:15:00 PM

Salto récord costos fábricas Gran Bretaña resalta temores inflación

La actividad manufacturera en Gran Bretaña creció a un ritmo récord en enero y las presiones en los precios también se dispararon, reactivando la especulación de que el Banco de Inglaterra tendría que elevar sus tasas de interés para contener la inflación.

Londres - Además, un importante centro de estudios británico dijo el martes que la política monetaria del país era demasiado expansiva, y llamó al Gobierno a moderar sus programas de ajuste fiscal para dar margen al Banco de Inglaterra para controlar la inflación sin dañar la economía.

El índice Markit/CIPS de gerentes de compra mostró que la actividad fabril, el empleo y los nuevos pedidos crecieron a su ritmo más intenso desde el inicio del sondeo hace casi 20 años, una luz de esperanza para una economía que enfrenta estrictas medidas de austeridad y una floja demanda del consumidor.

Sin embargo, los datos manufactureros también sugieren que las presiones inflacionarias siguen creciendo, pues el costo de las materias primas también se aceleró a una tasa récord y las empresas elevaron sus precios al ritmo más intenso en más de dos años.

Esto probablemente genere preocupación entre las autoridades del banco central, que enfrentan crecientes presiones para frenar la inflación, que actualmente avanza a casi el doble de la meta del banco del 2 por ciento, y para seguir respaldando una frágil recuperación económica.

"Esto adelanta el riesgo de un alza en las tasas de interés más pronto que tarde", dijo Ross Walker, economista de RBS, señalando a febrero como mes probable de un primer incremento.

El BoE (siglas en inglés para el banco central) ha mantenido sus tasas de interés en un mínimo récord de 0,5 por ciento por casi dos años, pero las autoridades están cada vez más inquietas por las persistentes presiones sobre los precios.

Aunque el sector manufacturero ha tenido un sólido desempeño durante cierto tiempo, en parte debido a la depreciación cercana aun 25 por ciento en la libra durante los últimos dos años, éste sólo representa un 13 por ciento de la actividad económica británica.

Otros datos del martes mostraron que el mercado inmobiliario sigue bajo presión, y que el flujo de créditos hacia la economía general aún es restringido, noticias poco alentadoras para el panorama del consumo.

Un sondeo del prestamista hipotecario Nationwide mostró que los precios de las casas cayeron a su tasa anual más intensa en un año y medio en enero, y datos separados del BoE mostraron que la aprobación de hipotecas descendió a su nivel más bajo en casi dos años.

Otras cifras sugieren que las condiciones de crédito siguen siendo estrictas en toda la economía, lo que sumado a las restricciones en las finanzas personales derivadas de la inflación, el nulo crecimiento de los salarios, las alzas de impuestos y los recortes en el gasto público, supone grandes riesgos para la recuperación.

Entre tanto, el Instituto Nacional para la Investigación Económica y Social, un centro de estudios británico independiente, pidió a la coalición de Gobierno liderada por el Partido Conservador retrasar parte de sus recortes de gastos para salvaguardar la recuperación.

"Un paquete fiscal estructurado de manera diferente impulsaría el crecimiento por ahora, y mientras la consolidación fiscal esté en marcha, no se deberían elevar los costos a largo plazo", dijo el director del NIESR, Ray Barrell.

 

(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?