| 9/3/2012 8:30:00 AM

Rusia apuesta por la ruta del Ártico para conectar Europa con Asía-Pacífico

Rusia apuesta por el desarrollo de la ruta marítima del Ártico para abaratar el costo de las conexiones de transportes entre Asia y Europa, declaró hoy Gleb Ivashentsov, embajador ruso en el Foro de Cooperación Económica Asía Pacífico (APEC), que abrió la víspera su semana de cumbre en Vladivostok.

Moscú. "Si no promovemos esta iniciativa, lo harán otros. Buscarán rutas de transporte desde el Pacífico sin pasar por Rusia, lo que obviamente perjudicará nuestros intereses", dijo el también director adjunto del Centro de investigaciones de la APEC en Rusia.

Recordó que en la actualidad la gran mayoría de las mercancías procedentes de Asia llegan a Europa por dos vías marítimas, los canales de Suez y Panamá, que hace tiempo están sobrecargados.

"Hay que crear nuevas rutas. Y una puede ser la ruta marítima del norte", subrayó Ivashentsov, que agregó que su puesta en marcha "cambiará el reparto de fuerzas en el transporte de mercancías desde Asia por la vía marítima, y permitirá además desarrollar regiones del Ártico ruso".

El embajador ruso ante la APEC cree que el desarrollo de la ruta del Ártico facilitará la explotación de nuevos yacimientos de hidrocarburos en la región.

"La región Asia Pacífico es el principal consumidor de esos hidrocarburos, y para el suministro es necesario usar la ruta marítima del norte", apuntó.

El establecimiento de nuevas vías para el transporte de mercancías procedentes de la zona de influencia de la APEC es uno de los asuntos prioritarios que se tratan en la cumbre de este organismo internacional, bajo la presidencia rusa este año y que se celebra en la principal ciudad del Pacífico ruso.

La cumbre concluirá este fin de semana con la reunión de los jefes de Estado de la APEC en la isla Russki, unida a Vladivostok por un puente construido con motivo del evento.

La reducción de la capa de hielo que cubre el océano Glacial Ártico debido al calentamiento global permitió que un petrolero ruso reabriera el itinerario alternativo al canal de Suez, que une el mar Mediterráneo con el océano Índico.

Un barco tiene que recorrer 10.600 kilómetros para llegar por el norte desde la ciudad rusa de Múrmansk (mar de Bárents, cerca de la frontera con Noruega y Finlandia) al puerto chino de Shanghái, mientras que si opta por cruzar el Suez necesita surcar 17.700 kilómetros.

Según algunos expertos, el progresivo deshielo que se debe al ascenso de las temperaturas conducirá a que hacia 2040 este océano quede totalmente despejado en verano, lo que permitirá prescindir de los rompehielos.
EFE

                                                            

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?