| 7/1/2009 12:00:00 AM

RSE en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl

En 2008 el Hospital ofreció atenciones subsidiadas a la comunidad por $20.437 millones representados en 40.211 atenciones a pacientes sin seguridad social y a pacientes con seguridad social que no pueden pagar su cuenta sea totalmente, o los copagos, o por atenciones que están por fuera del POS.

El Hospital Universitario San Vicente Paúl, desde su fundación hace 96 años, se ha caracterizado por la decidida inclusión del ser humano como elemento fundamental para apalancar su acción y contribuir con la satisfacción de necesidades y expectativas de sus públicos de interés, haciendo especial énfasis en lo social, lo cual se evidencia en su plataforma estratégica y en su lema “Una vida entera por la Vida”.

El Hospital entiende la responsabilidad social como la conciencia de la institución acerca sobre aspectos sociales, ambientales y económicos y el compromiso para responder de manera positiva a todos los implicados en el que hacer diario (empleados, pacientes, comunidad, entre otros) superando las exigencias legales, siempre enmarcados dentro de un comportamiento ético y transparente.

 

Actualmente, el Hospital orienta su acción a través de directrices que buscan beneficiar a la comunidad mediante la accesibilidad a los servicios de salud, para que las personas puedan acceder a los servicios de salud, haciendo especial énfasis en aquellas que necesitándolo no pueden hacerlo.

 

El Hospital, certificado con la norma ISO 14001 atiende un promedio de 235.082 personas entre ellas entre las que se encuentran, 6.830 casos de pacientes afectados por violencia intrafamiliar, 5.534 niños y 2.019 partos prematuros y madres de alto riesgo en su mayoría de zonas rurales y 643 en condiciones de desplazamiento forzoso, entre otros

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?