| 11/4/2010 8:40:00 AM

Royal Enfield llega a Colombia

Después de más de cincuenta años fuera del mercado colombiano, vuelve al país la leyenda del motociclismo, Royal Enfield, la marca británica de motos más antigua del mundo aún en producción.

Bogotá.- A finales de los años cuarenta, cuando las importaciones de vehículos y maquinaria a Colombia dependían en gran medida de las políticas del gobierno central, tres amigos santandereanos, apasionados por las motos, trajeron al país las primeras Royal Enfield desde Ridditch, Inglaterra. Importaron por Santa Marta 25 unidades de los dos modelos más comerciales de la marca por esa época: la ágil Flying Flea 125cc (pulga voladora) y la famosa Bullet 500cc, en su momento la moto más rápida y potente en Colombia.

Royal Enfield regresa a Colombia con cuatro modelos emblemáticos que definieron la historia de cuatro décadas del motociclismo mundial:

• La Bullet Military, la moto del ejército británico durante la segunda guerra mundial.
• La Bullet Classic, el modelo de calle de los años cincuenta
• La Bullet Deluxe, un roadster de los años sesenta cromado, que se asemeja a la legendaria Bonneville de Triumph.
• La Thunderbird Twinspark estilo cruiser, que posee reminiscencias de los modelos de Harley Davidson de los años setenta.


"Royal Enfield tiene una gran riqueza patrimonial en el mundo del motociclismo que data de hace más de 100 años, Usaremos esta filosofía manteniendo el look "retro" que hace nuestras piezas atemporales y clásicas, combinada con los avances tecnológicos introduciendo al mercado una amplia gama de motocicletas en los próximos tres años para abarcar una variedad de géneros como el motociclismo clásico, deporte y turismo ", Comentó Max Beck CEO de Royal Einfield Colombia.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?