| 1/19/2009 12:00:00 AM

Royal Bank of Scotland: Pérdidas de 41.300 millones de dólares

Londres.- El vapuleado Royal Bank of Scotland, agobiado por la crisis financiera, recibió el lunes ayuda fresca del gobierno, pero anunció pérdidas durante el año pasado de 28.000 millones de libras (41.300 millones de dólares), las mayores en la historia para una corporación británica.

El primer ministro Gordon Brown, que separadamente anunció el lunes un nuevo plan de rescate para los bancos británicos, fustigó al RBS por lo que dijo fueron riesgos irresponsables en las acciones ligadas a hipotecas en Estados Unidos y la costosa adquisición del banco holandés ABN Amro.

El banco dijo que esperaba reducir el valor de adquisiciones previas, incluyendo la de ABN Amro por entre 15.000 millones y 20.000 millones de libras, además de otras pérdidas de hasta 8.000 millones de libras, luego de un cuarto trimestre desastroso.

La mayor pérdida para un año sufrida previamente por una compañía británica era de 15.000 millones de libras, por la telefónica Vodafone en 2006.

Las acciones del Royal Bank of Scotland cerraron el lunes en apenas 12 peniques en la Bolsa de Londres, muy por debajo de los 300 peniques a que se cotizaban hace un año.

El banco dijo que las ganancias en la banca comercial y minorista en Gran Bretaña se evaporaron por las pérdidas en sus divisiones internacionales bancaria y de mercados.

El banco dijo que había alcanzado un acuerdo con el gobierno, que adquirió 58% de la institución durante una primera ronda de rescate, para convertir 5.000 millones de libras en acciones preferenciales en manos del gobierno en acciones ordinarias, ahorrando RBS unas 600 millones de libras al año en dividendos.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?