| 1/20/2011 12:20:00 PM

Rousseff quiere acelerar obras de infraestructura para garantizar crecimiento

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, pretende acelerar desde este mismo año la construcción de obras de infraestructura en todo el país, a fin de garantizar un crecimiento en torno al 5% anual, informaron hoy fuentes oficiales.

Brasilia - La ministra de Planificación, Miriam Belchior, explicó en rueda de prensa que las obras que serán adelantadas inicialmente son las que figuran en la segunda etapa del llamado Programa de Aceleración del Crecimiento (PAC), que el Gobierno del ahora ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva anunció en marzo del año pasado.

La segunda etapa del PAC prevé inversiones por 880.000 millones de dólares hasta 2016, que serán dirigidas sobre todo a aumentar la capacidad energética del país, a la construcción de viviendas y a mejoras necesarias para la celebración del Mundial de Fútbol en 2014 y de los Juegos Olímpicos de 2016 en la ciudad de Río de Janeiro.

Belchior, quien participó hoy en una reunión convocada por la jefa de Estado con ministros del área de infraestructura, dijo que, en el caso del sector vivienda, se decidió dar prioridad a aquellas zonas del país en las que hay una alta incidencia de personas que viven en las llamadas "áreas de riesgo".

La decisión apunta a impedir la repetición de tragedias como la ocurrida la semana pasada en la región serrana de Río de Janeiro, donde al menos 744 personas murieron debido a deslizamientos de tierras e inundaciones provocadas por unas intensas lluvias.

De acuerdo con un informe presentado esta semana por el Ministerio de Planificación, cerca de cinco millones de brasileños viven en esas "áreas de riesgo", constituidas sobre todo por barrios erguidos en suelos inestables o en laderas de montañas que pueden sufrir deslizamientos en caso de temporales.

Por otra parte, Belchior ratificó que el Gobierno estudia aplicar una serie de recortes al presupuesto nacional de 2011, que es de 2 billones de reales (unos 1,17 billones de dólares), y aclaró que aunque aún no se han acordado las cifras, sí se ha decidido que las obras de infraestructura no serán afectadas por las restricciones.

"El Gobierno sabe de la importancia de esas inversiones para garantizar el crecimiento de entre 5 y 6% de la economía nacional" que se prevé como media para los próximos cuatro años, explicó.

Según Belchior, "gobernar es definir prioridades" y una de las que ya ha sido claramente establecida es la necesidad de avanzar en la construcción de infraestructuras necesarias para el desarrollo del país.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?