| 7/28/2006 12:00:00 AM

Ronaldinho recupera titularidad de su nombre en la web

El nombre "Ronaldinho" no ha sido registrado como marca registrada, pero la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual determinó está considerado como tal porque identifica al futbolista y su actividad profesional.

Un agencia de las Naciones Unidas dictaminó que la propiedad de la dirección deberá ser devuelta al astro brasileño del Barcelona dentro de 10 días.

Ronaldinho recuperó la titularidad en la dirección de Internet www.ronaldinho.com y que había sido apropiada por una pirata cibernético.

Ronaldinho radicó una demanda ante la WIPO (las siglas en inglés del organismo) por el uso de su nombre en una dirección de Internet registrada por Eladio García Quintas, en Gran Canaria, España, y quien usaba la página para que los visitantes a la misma observasen anuncios publicitarios.

Cualquier persona puede registrar un dominio en la Internet por unos pocos dólares, lo que ha dado pie a los llamados "cybersquatters". El sistema de arbitraje de la ONU comenzó a operar en 1999 para determinar quiénes podían recuperar el nombre de los dominios sin tener que pagar o recurrir a los tribunales.

Julia Roberts, Madonna, Pierce Brosnan y Nicole Kidman, entre otros, han ganado sus casos ante la WIPO. Francesco Totti y Frank Rijkaard figuran dentro de las figuras del deporte que han logrado fallos a su favor.

La sentencia marca la segunda ocasión que el astro brasileño defiende exitosamente el derecho a la propiedad sobre su nombre en la Internet.

El jugador, cuyo nombre es Ronaldo de Asías Moreira, recuperó la propiedad del sitio www.ronaldinhogaucho.com, adjudicado en un fallo similar en diciembre del 2004.


Fuente: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?