| 6/12/2012 5:00:00 PM

Roberto Cocheteux deja presidencia de junta directiva de Sanitas Internacional

El empresario Roberto Cocheteux Tierno se retira de la presidencia de la junta directiva de la Organización Sanitas Internacional (OSI), entidad a la que ha estado vinculado en los últimos 23 años, y de la que seguirá siendo accionista.

Bogotá - Ignacio Correa Sebastián asumió el cargo de presidente ejecutivo de la OSI luego de estar vinculado a la Organización durante más de 16 años en diferentes cargos de alta responsabilidad, el último de los cuales fue en la gerencia de Sanitas Venezuela.

En una emotiva carta de despedida a sus colaboradores, Cocheteux manifestó que la OSI seguirá adelante, manteniendo el buen clima laboral, la calidad de servicio a los usuarios y el apoyo al país a través del desarrollo en campos como la salud, la generación de empleo, la investigación, la educación y el deporte, entre otros.

“Estos aportes nos han hecho diferentes y reconocidos por nuestra sensibilidad social, no solo en Colombia, sino en toda Iberoamérica. No tengo la menor duda de que la gente de la OSI podrá superar los retos más difíciles y dar a la sociedad lo mejor de sus capacidades”, señaló.

La Organización Sanitas Internacional y sus colaboradores le expresan a Roberto Cocheteux Tierno su más profundo agradecimiento por el esfuerzo y dedicación en su gestión al frente de la presidencia de la junta directiva de la Organización y le desean éxitos tanto en lo personal como en lo profesional.

La OSI seguirá creciendo y brindando salud, empleo y bienestar con el firme compromiso de mantener los valores que la han convertido en una de las Organizaciones más importantes para el desarrollo social y económico de Colombia, que trabaja por el bienestar de sus usuarios, por el crecimiento de las personas que para ella laboran y por el progreso del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?