| 7/13/2009 12:00:00 AM

Riesgos de una guerra comercial: OMC

La desaceleración económica mundial está lejos de concluir y pocos países han retirado las peligrosas barreras proteccionistas que levantaron en respuesta a la turbulencia, dijo el lunes el director general de la Organización Mundial del Comercio, Pascal Lamy.

GINEBRA  - En un discurso a los 153 miembros de la OMC, Lamy dijo que las penalidades a las importaciones y otras restricciones fronterizas están cerrando mercados y provocan más dificultades en momentos en que la demanda global se encuentra deprimida. Lo que podría derivar en los tribunales de la OMC

"Aún no hay indicios de que los Gobiernos en general desactiven o eliminen las medidas que restringen o distorsionan el comercio que impusieron al comienzo de la crisis", expresó.

Aunque indicó que hasta la fecha no existía un "brote de proteccionismo de alta intensidad", Lamy planteó la posibilidad de un aumento de las disputas comerciales, restricciones de represalia y sanciones, si se mantienen las barreras injustas.

Lamy también advirtió que los problemas económicos podrían persistir.

"Quisiera advertir contra el optimismo excesivo", dijo Lamy a la reunión de la OMC. "Aunque los mercados están mostrando indicios de estabilización, la crisis está lejos de terminar, en particular en muchos países en desarrollo que ahora recién están comenzando a sentir toda su fuerza en su comercio y crecimiento económico".

Lamy asistió a la cumbre del G-8 de la semana pasada en Italia y en la que los líderes mundiales prometieron trabajar para concretar un pacto de libre comercio mundial en el 2010, que se estima tiene un valor de US$130.000 millones al año.

Los representantes de comercio se reunieron en la sede de la OMC en las costas del lago Ginebra, en lo que será la primera negociación de la Ronda de Doha desde que las principales economías del mundo se comprometieron a concluir el pacto en el 2010.

AGENDA APRETADA

Los negociadores llenaron sus calendarios de septiembre con reuniones en las que se pretende sanjar las diferencias pendientes sobre cuáles sectores deberán ser protegidos de los cortes de aranceles, y sobre qué agricultores podrán seguir recibiendo subsidios.

Luzius Wasescha, embajador suizo en la OMC y encargado de las discusiones sobre productos industriales, dijo a la prensa después de la reunión que "diseñaría un mapa" esta semana para negociaciones intensas durante el otoño boreal.

Wasescha, quien dijo que necesitaba señales más claras de parte de los países antes de elaborar un nuevo borrador sobre las negociaciones, dijo también que consultaría a tres países que habían solicitado tratamiento especial: Argentina, Sudáfirca y Venezuela.

Wasescha se describió a sí mismo el lunes como "el capitán de un barco" aún anclado en la bahía, pero listo para navegar ante las señales de los miembros de la OMC sobre la dirección que deben tomar las negociaciones.

Según Lamy, el acuerdo tiene un avance del 80 %.

Actualmente, todos los miembros de la OMC se encuentran intentando traducir al papel un acuerdo sobre una fórmula para hacer de los recortes de aranceles a rebajas en los impuestos a las importaciones, haciendo espacio para todas las excepciones. Esto es crucial para preparar un eventual acuerdo.

"Ellos necesitan saber cómo hacerlo", dijo un funcionario de comercio.

Para que un acuerdo esté listo para firmarse en el 2010, los negociadores dicen que las economías desarrolladas deben resolver sus diferencias sobre cómo reducir los subsidios agrícolas y los aranceles sobre el comercio en cuestión de meses.

 


(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?