| 3/15/2011 8:20:00 AM

Riesgo de inundación para 40.000 personas en China tras el reciente terremoto

El terremoto que azotó Yingjiang, en el provincia suroeste de Yunnan, dañó gravemente los diques de la localidad, por lo que existe riesgo de inundación en una zona de la ciudad habitada por unas 40.000 personas, informó hoy el diario oficial "Global Times".

Pekín - Según el director de la Oficina de Recursos Hidráulicos de Agua de Yingjiang, Yan Xinyuan, la ciudad, con una población total de 270.000 habitantes, va a tener que recurrir al cemento para reparar los diques más dañados, construyendo paredes externas.

En el seísmo, registrado el pasado día 10, murieron 25 personas y 314 resultaron heridas.

Por otra parte, el "South China Morning Post" reveló hoy que la mayoría de los edificios que se derrumbaron estaban construidos con materiales de mala calidad, especialmente ladrillos huecos.

El jefe de la oficina del condado de construcción urbana, Yin Anqiang, dijo que ese material usado habitualmente en Yingjiang por ser más barato, ha sido prohibido en sus edificaciones.

En agosto de 2008, tras otro seísmo, el Gobierno central asignó fondos a Yingjiang para la construcción de edificios resistentes.

Sin embargo, según reportaron los vecinos de la zona, a pesar de la ayuda financiera sus condiciones económicas no les permitieron gastar 100.000 yuanes (US$15.200) en la construcción de una casa a prueba de temblores, y por eso optaron por construirlas con los mencionados ladrillos baratos.

El terremoto, de magnitud 5,8 en la escala abierta de Richter destruyó 4.000 casas y dejó 10.000 gravemente dañadas.

El oeste de China sufre con frecuencia terremotos, debido a que se encuentra cerca del lugar donde friccionan las placas tectónicas de Asia y la India.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?