| 2/25/2007 12:00:00 AM

Richardson dice que raíces hispanas lo distinguen de candidatos

El gobernador de Nuevo México, quien fue embajador, miembro del gabinete y legislador, habló con la AP antes del discurso que pronunció por la noche, en una cena organizada por los demócratas del condado de Broward.

WESTON, Florida, EEUU_ El candidato presidencial demócrata Bill Richardson consideró que su herencia hispana representará una ventaja crucial para distinguirlo de otros candidatos en los comicios del 2008.

"Espero que esto me proporcione una base de apoyo. Los votos hispanos son muy importante en los estados donde se realizarán las primeras elecciones primarias, como Nevada", dijo Richardson el sábado, en una entrevista con The Associated Press.

"Naturalmente, estoy realizando una campaña intensa para recibir el apoyo de los hispanos, pero no compito como el candidato hispano, sino como un candidato estadounidense que además es hispano".

El presidente del partido en el condado de Broward, Mitch Ceasar, dijo que las raíces de Richardson representan uno de los dos objetivos más importantes para el crecimiento del partido. El otro radica en que Richardson proviene de un estado del occidente, considerado antes una base de apoyo firme para los republicanos.

"El desafío consistirá en que él muestre no sólo que es el candidato hispano sino que puede movilizar a esa base", dijo Ceasar. "Su capacidad para hacerlo será medida y sopesada por todos los candidatos en el futuro".

Joe García, vicepresidente de la organización sin fines de lucro NDN Network, conocida antes como la Nueva Red Demócrata, dijo que Richardson representa "la forma en que se verá el nuevo Partido Demócrata", mientras busca atraer a los hispanos y ganar respaldo en el oeste.

"Pienso que él brinda una tremenda oportunidad para el crecimiento del partido en zonas donde necesita crecer", dijo el activista de Miami.

El padre de Richardson fue un banquero internacional de Boston y su madre nació en México. Tras laborar varios años en Washington, Richardson estableció su lugar de residencia en Nuevo México, en parte por la gran población hispana del estado.

Su problema principal en la campaña del 2008 será que está rezagado ante otros candidatos _la senadora por Nueva York Hillary Clinton, el senador por Illinois Barack Obama y el candidato a la vicepresidencia en 2004 John Edwards_. La desventaja no está sólo en la cantidad de estadounidenses que reconocen al candidato, sino en la recaudación de fondos.

Pero Richardson tiene un currículum destacado que incluye su labor como embajador ante las Naciones Unidas, secretario de energía, legislador y gobernador de Nuevo México que ganó la reelección.

En la entrevista con la AP, Richardson dijo que su amplia experiencia no puede ser igualada por ninguno de sus rivales, y consideró que su campaña se basa en dar a conocer ese currículum entre los electores.

"Cuando los estadounidenses vean mi experiencia y mis antecedentes, sabrán que no soy sólo un candidato que dice las cosas, sino que las ha hecho. He hecho las cosas que este país necesita", dijo Richardson. "Quizás no tengo los recursos que me den la dimensión de una estrella de rock, pero pienso que esta elección se basará en la competencia y en la visión sobre el país".

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?