| 11/8/2010 1:45:00 PM

Revivir ley de segunda vivienda, propone ministra Uribe

Trabajar de mano del Congreso para revivir la Ley de Segunda Vivienda, propuso la ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, con el objeto de buscar fuentes complementarias que estimularían la inversión.

Bogotá.- Nosotros queremos revivir la Ley de Segunda Vivienda, que es una ley que estimula la inversión en casas campestres, y que en muchos países del mundo ha sido una fuente de inversión y de crecimiento importante” dijo la Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, Beatriz Uribe Botero, en desarrollo del Acuerdo para la Prosperidad número 13, que se realizó en Bogotá.


El objeto de esta ley es atraer a jubilados, rentistas extranjeros y compatriotas radicados en el exterior, con el fin de que compren una vivienda en Colombia ya sea para vivir por temporadas, pasar vacaciones o establecerse definitivamente en el país.

Según la titular de la cartera “los proyectos se desarrollarían en zonas libres destinadas exclusivamente a ese tipo de iniciativas y entre los lugares más atractivos para su desarrollo se encuentran el Caribe, la Zona Cafetera, Antioquia y Santander”.


“En el tema de vivienda campestre, estoy muy dispuesta a trabajar, de la mano de los parlamentarios”, agregó Uribe Botero.


La Ley de Segunda Vivienda, busca en esencia estimular y crear condiciones tributarias mínimas para que Colombia pueda aspirar a desarrollar esos proyectos. Además no sólo estimularía la construcción de casas, edificios o de hoteles, sino de grandes proyectos urbanísticos, con impacto en la generación de empleo, lo que forjaría también el desarrollo regional en sectores estratégicos del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?