| 3/12/2009 12:00:00 AM

Reunidos los ministros de hacienda del G-20

LONDRES  — Los ministros de Hacienda y directores de los bancos centrales del Grupo de los 20 analizarán durante dos días a partir del viernes en la capital británica las estrategias para superar la recesión.

Los europeos están centrados en una mayor supervisión de los mercados financieros y Estados Unidos es partidario de incrementar el plan de estímulo, lo que plantea serias dudas sobre el resultado del encuentro y la posibilidad de elaborar una agenda común para la conferencia cimera de jefes de estado y primeros ministros del G-20 que tendrá lugar en abril.

"Los augurios no son buenos", dijo el economista de CentreForum, Giles Wilkes, sobre el encuentro al que acudirán los representantes del 80% de la economía mundial. "Incluso en Europa, hay pocos indicios de un enfoque común".

Y la diferencia entre Europa y Estados Unidos han empeorado ante las demandas de los principales países en vías de desarrollo que integran el grupo, Brasil, China y la India, de tener una mayor participación en la reforma del orden económico mundial.

El secretario del Tesoro estadounidense Timothy Geithner estableció su posición esta semana, e indicó que es esencial que los principales países se comprometan a realizar esfuerzos sustanciales y sostenidos para apuntalar sus economías ante el empeoramiento de la recesión.

Geithner no criticó directamente a otras naciones reacias a adoptar cuantiosos planes de gastos extraordinarios como Estados Unidos, pero dio a entender claramente que los aliados de Washington deben hacer más.

"Ha llegado el momento de que avancemos juntos y comencemos a actuar", dijo el secretario del Tesoro a los reporteros en Washington antes de acudir al encuentro del viernes y el sábado en la aldea de Horsham, a 48 kilómetros (30 millas) al sur de Londres. "Todo lo que hacemos en Estados Unidos tendrá mayor efectividad si el mundo se mueve con nosotros".

Geithner y los europeos concuerdan en la necesidad de aumentar la financiación del Fondo Monetario Internacional para que pueda ayudar a los países en apuros. Las 16 naciones que usan el euro acordaron esta semana pedir a los gobiernos que dupliquen los recursos del FMI a US$500.000 millones de dólares y le confieran un papel clave para sopesar los riesgos de la economía global.

Y Japón respalda en general el pedido estadounidense de un plan de estímulo global. El ministro de Hacienda, Kaoru Yosano, dijo esta semana que resaltará la importancia de que las naciones colaboren con los planes de estímulo para potenciar al máximo su efecto.

Empero, los pedidos de Geithner para que los aliados incrementen sus gastos de estímulo quizá no sean escuchados en Europa, donde muchos gobiernos sostienen que no hay necesidad, de momento, de reducir más los impuestos o aumentar el gasto público.

( AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?