| 10/15/2008 12:00:00 AM

Retroceso bursátil en el mundo tras dos días con avances

LONDRES _ La mayoría de las bolsas de Europa y Asia bajaron el miércoles después de dos días de ganancias, en medio de una toma de utilidades y del temor a que las medidas internacionales de rescate sean insuficientes para evitar una honda recesión global.

El índice FTSE 100 de las acciones más cotizadas en Gran Bretaña cayó 3% al perder 130,91 puntos y ubicarse en 4.263,30. El indicador alemán DAX cedió 127,03 puntos, el 2,4%, y bajó a 5.072,16 unidades, mientras el parámetro francés CAC-40 disminuyó 85,29 enteros, el 2,4%, a 3.543,23.

Las pérdidas en Europa reflejaron reducciones similares en los mercados asiáticos, salvo Japón.

"Después de un comienzo extraordinario en la semana, el giro inevitable en los mercados de valores parece estar en camino pero no hay una real convicción hasta ahora de que esto vaya a marcar el fin del impulso, al menos en el corto plazo", dijo Matt Buckland, operador de la firma de bolsa CMC Markets.

"En cambio, estamos viendo algunas ganancias y una revaluación de posiciones después del periodo positivo, aunque existe un elemento de inquietud en cuanto al tiempo prolongado del panorama económico complicado", añadió.

En Asia, el indicador Hang Seng de Hong Kong retrocedió 834,58 enteros, casi 5%, a 15.998,30 luego de subir más de 13% en los dos días anteriores. Los mercados de Australia, Corea del Sur, China, India y Singapur también bajaron.

El índice Nikkei 225 de Japón fue la excepción al cerrar con un aumento de 1,1% en los 9.547,47 puntos. El martes tuvo la ganancia más cuantiosa en su historia al subir 14%.

En Hong Kong, el jefe ejecutivo de la región, Donald Tsang, dijo que la crisis financiera era peor que la perturbación de Asia en 1997 y que causaría en la economía mundial más daños de los esperados

 

 

 

(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?