| 8/1/2012 8:00:00 AM

Resultados mixtos en las grandes bolsas de Asia

Las bolsas más importantes de Asia arrojaron resultados mixtos hoy, en una jornada marcada por la cautela tras la publicación de datos negativos de manufactura en China.



En Tokio, tras cinco cierres consecutivos en positivo, el Nikkei retrocedió hoy un 0,61 por ciento, o 53,21 puntos, y quedó en 8.641,85 unidades, mientras que el índice Topix, que agrupa a todos los valores de la primera sección, perdió un 0,89 por ciento, 6,53 puntos, hasta los 729,78 enteros.

En Seúl, el índice Kospi cerró con un ligero descenso, en una jornada en que los inversores redujeron su actividad tras cuatro sesiones alcistas consecutivas motivadas por la mejora de las expectativas con respecto a la crisis global.

El índice referencial Kospi perdió el 0,11 por ciento, o 2,06 puntos, hasta 1.879,93 unidades, en una sesión en la que se movieron 3.200 millones de dólares, mientras el tecnológico Kosdaq, por el contrario, sumó 0,92 puntos, el 0,2 por ciento, hasta los 468,53 enteros.

La Bolsa de Shanghái, por su parte, cerró con ganancias de un 0,94 por ciento, o 19,73 puntos, y concluyó su cotización diaria en 2.123,36 puntos.

En Hong Kong también el mercado bursátil subió, aunque solo ligeramente, ya que se registró un aumento del 0,12 por ciento o de 23,57 puntos en el índice referencial Hang Seng que al cierre se situó en los 19.820,38 enteros.

En Singapur, la Bolsa de Valores de la ciudad-Estado ganó 14,68 enteros, equivalentes a un 0,48 por ciento, y dejó al índice Straits Times en el nivel 3,051,08.

En Malasia, el parqué bursátil de Kuala Lumpur subió 0,87 puestos o un 0,05 por ciento, para que el índice KLCI finalizase el día en 1.632,47.

En Tailandia, la Bolsa de Valores de Bangkok aumentó 1,83 puntos, equivalentes a un 0,15 por ciento, y el índice SET quedó en la zona 1.201,13.

 EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?