| 7/15/2008 12:00:00 AM

Restaurar la estabilidad de los mercados es la prioridad, dice Bernanke

WASHINGTON - La debilidad del sector inmobiliario, los problemas en el sistema bancario y el precio del crudo amenazan a la economía estadounidense, mientras que restaurar la estabilidad en los mercados es la prioridad, dijo el martes el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke.

El panorama de Bernanke fue más pesimista del que ofreció el panel de la Fed que fija las tasas de interés a fines de junio, cuando dijo que los riegos sobre el crecimiento económico habían disminuido en algún grado.

En su testimonio semianual ante un panel del Senado sobre las condiciones económicas de Estados Unidos, Bernanke reconoció que los mercados financieros se habían tornado más turbulentos en las últimas semanas, especialmente por las dudas sobre la solvencia de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac.

El jefe de la Fed señaló que el panorama para el crecimiento económico y la inflación era inusualmente incierto. Los inversores interpretaron sus declaraciones como una señal de que la Fed dejará estables las tasas de interés al menos hasta agosto, y quizá hasta fin de año.

"La posibilidad de que los precios de la energía sean todavía más elevados, más estrechas las condiciones del crédito y que se produzca una contracción aún más aguda en el mercado inmobiliario, representan riesgos a la baja significativos para las previsiones de crecimiento," indicó Bernanke.

"Al mismo tiempo, los riesgos al alza para las perspectivas de la inflación se han intensificado últimamente," añadió.

Bernanke dijo que la caída del mercado inmobiliario era "el problema más crítico e importante que enfrentamos," dado que es clave para el gasto del consumidor y para la salud financiera de los bancos.

El testimonio de Bernanke ocurre apenas dos días después de que el Tesoro, en coordinación con la Fed, anunció una serie de medidas para rescatar a Fannie y Freddie, que quedaron bajo presión por el deterioro del mercado inmobiliario.

El secretario del Tesoro, Henry Paulson, dijo que las empresas como Fannie y Freddie, que son respaldadas por el Gobierno, "tienen potencial para representar un riesgo" al sistema financiero, e instó al Congreso a aprobar una legislación que fortalezca la regulación de esas firmas.

Red amplia
Los comentarios de Bernanke ofrecieron poca tranquilidad a los inversores. Los índices bursátiles estadounidenses cayeron a sus mínimos del día tras sus declaraciones, aunque luego recuperaban parte de esas pérdidas por una caída en los precios del petróleo.

Mientras, el dólar se debilitó y los precios de la deuda del Tesoro estadounidense subieron como una alternativa de refugio seguro a los activos de mayor riesgo.

En su informe semianual de política monetaria presentado ante el Congreso, la Fed incrementó sus previsiones de crecimiento para el 2008 en un rango de entre 1 y 1,6 por ciento desde un rango de entre 0,3 y 1,2 por ciento pronosticado en abril, ante expectativas de un incremento del gasto del consumidor.

El presidente George W. Bush dijo que la economía seguía creciendo, aunque reconoció que "hay obviamente incertidumbre financiera."

Ante el alza de los costos de la energía, el banco central estadounidense también aumentó sus previsiones de inflación a un rango de entre un 3,8 y un 4,2 por ciento, lo que supone un incremento sustancial desde su rango de entre un 3,1 y un 3,4 por ciento.

"La red es ahora extremadamente ancha para la Fed, con presiones inflacionarias al alza y riesgos considerables sobre el crecimiento," dijo Dustin Reid, estratega cambiario de ABN AMRO en Chicago.

"La Fed está teniendo un momento difícil, al igual que otros bancos centrales, en el sentido de cuál debería ser el próximo movimiento (en las tasas de interés)," sostuvo Reid.

El débil crecimiento económico y la acelerada inflación han puesto a Bernanke en una situación difícil, mientras trata de mantener control sobre las presiones de los precios sin llevar inadvertidamente a la economía hacia una profunda recesión.

Bernanke dijo que los esfuerzos de la Fed hasta la fecha, incluidos los recortes de las tasas y una serie de nuevas facilidades de préstamo, tuvieron efectos positivos, pero que la economía aún enfrenta "numerosas dificultades."

"Muchos mercados e instituciones financieras permanecen bajo considerable tensión, en parte debido al panorama de la economía y, además, porque la calidad de crédito sigue en incertidumbre," indicó.

"Ayudar a los mercados financieros a volver a funcionar más normalmente continuará siendo una prioridad de la Reserva Federal," agregó.

(Reuters)
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?