| 8/31/2009 12:00:00 AM

Reservas petroleras son pasaporte al futuro: Lula

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva lanzó el lunes las nuevas reglas para la explotación de las masivas reservas petroleras en aguas profundas de Brasil, con las que espera sellar su "pasaporte al futuro".

BRASILIA  — Lula firmó cuatro proyectos de ley que serán debatidos por el Congreso en los próximos meses para reafirmar el control estatal sobre las reservas de crudo y crear un fondo con los ingresos petroleros para financiar la educación, innovación científica y tecnológica, el combate a la pobreza y la protección ambiental.

Las reglas se aplicarán a las reservas de crudo denominadas "pre-sal", situadas a 7.000 metros bajo el nivel del mar frente al litoral centro-sur de Brasil, que según especialistas contienen entre 50.000 y 100.000 barriles de hidrocarburos.

En medio de una ceremonia con unos 3.000 invitados del gobierno, legisladores y sociedad civil, activistas de la organización ambientalista Greenpeace desplegaron una manta con la leyenda "Pre-sal y polución, no se puede hablar de uno sin la otra". Los activistas fueron retirados por la seguridad y siguieron la protesta en otro punto de la sala.

"El pre-sal es nuestro pasaporte al futuro", aseguró Lula en su discurso, al afirmar que los recursos permitirán al país "pagar la deuda" que tiene con la educación y sentar las bases del desarrollo del gigante sudamericano.

Con esas reservas, Lula destacó la necesidad de evitar "la maldición del petróleo" que sufrieron países pobres que descubrieron crudo y continuaron pobres o se hundieron en conflictos internos.

Otra de las leyes contempla la capitalización de la estatal Petrobras con el valor equivalente a 5.000 millones de barriles de petróleo, y la cuarta ley establece un sistema compartido de explotación petrolera.

Bajo ese sistema, el estado puede otorgar concesiones de explotación petrolera a la empresa privada que ofrezca un mayor porcentaje de extracción al estado brasileño.

No obstante, se prevé que Petrobras tendrá participación en todas las operaciones de extracción y podrá operar en conjunto con otras empresas que ganen las licitaciones.

Sin embargo, la oposición en el Congreso reaccionó el domingo al acusar al presidente de hacer un "uso electoral" del petróleo, en un comunicado firmado por los partidos Demócratas (DEM), Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) y Partido Popular Socialista (PPS).

"El pre-sal es de Brasil, de los brasileños, que hace décadas luchan en defensa de la riqueza nacional y de sus generaciones futuras", dijo el comunicado.

"Los partidos de oposición no van a permitir que sea transformado en bandera electoral ni que venga a favorecer a grupos partidarios que transforman el estado en una extensión de sus intereses", agregó.

No obstante, Lula aseguró que el marco regulatorio del petróleo permitirá un debate nacional que definirá la forma en que las reservas de crudo beneficien al país en su conjunto.

 



(AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?