| 6/17/2010 2:00:00 PM

Rescate de rehenes colombianos tuvo un apoyo "mínimo" de EU, dice embajador

El embajador de Estados Unidos en Colombia, William Brownfield, confirmó hoy que el Gobierno de su país participó en el rescate militar de los cuatro uniformados secuestrados por las Farc aunque precisó que el apoyo de la inteligencia estadounidense fue "mínimo".

Bogotá, -  "Firmé una carta de felicitación y congratulaciones al ministro de Defensa para esta operación magnífica y sensacional. La verdad es que pudimos ayudar con un poquito de apoyo de inteligencia a la operación, pero nuestra contribución, reitero y repito, fue mínima", explicó el diplomático a varias emisoras locales.

"No es ninguna sorpresa ni secreto que el Gobierno de Colombia y el de Estados Unidos hemos colaborado en cuestiones de inteligencia desde hace más de diez años. La verdad es que compartimos nuestra información, nuestro equipamiento, nuestros sistemas de recolección de inteligencia", agregó.

Estas declaraciones, sin embargo, contradicen las palabras del titular de Defensa colombiano, Gabriel Silva, quien el domingo, cuando se llevó a cabo el operativo de rescate, aseguró que se trató de "una operación totalmente colombiana, por tropas e inteligencia colombianas".

La "Operación Camaleón" permitió rescatar en la selva del sureño departamento del Guaviare a cuatro militares que estuvieron cautivos por más de once años: el general de la Policía Luis Herlindo Mendieta, los coroneles Luis Enrique Murillo y William Donato Gómez, también de la Policía; y el sargento del Ejército Arbey Delgado Argote.

Tras el rescate, las incoherencias con respecto a algunos detalles de la misión se han acumulado.

Así, en una de sus primeras comparecencias tras llegar a Bogotá, William Donato, quien permaneció 15 horas escondido en la jungla, explicó que durante la noche escuchó varios helicópteros sobrevolando la zona, y cuando corrió a hacerles señales, un avión militar empezó a bombardear un área cercana, por lo que tuvo que resguardarse nuevamente.

Pero el jefe del Ejército colombiano, el general Óscar González, negó ayer esos supuestos hechos, al argumentar: "si estábamos tratando de proteger la vida de los secuestrados, no podíamos ni siquiera, por ejercicio mental, pensar en hacer un bombardeo".

(EFE).

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?