| 9/14/2010 11:45:00 AM

Republicanos en el Senado se opondrán a plan fiscal de Obama

Los republicanos en el Senado se opondrán a cualquier esfuerzo para renovar los recortes fiscales aprobados durante el gobierno del ex presidente George W. Bush si los contribuyentes con mayores ingresos son excluidos de ellos.

Washington.- Un vocero de Mitch McConnell, líder republicano en la cámara alta, dijo el lunes que cada republicano en el Senado se comprometió a oponerse al plan de recortes fiscales del presidente Barack Obama. El mandatario prevé renovar estas reducciones de impuestos para la mayoría de las personas, pero dejaría que la tasa de impuesto sobre la renta a las personas con mayores ingresos volviera a subir a casi el 40% para las familias o los pequeños negocios con un ingreso superior a los US$250.000 anuales.

McConnell ha dicho que el Senado no aprobará la iniciativa que amplía los recortes fiscales sólo para los contribuyentes con ingresos bajos a medios.

Los 41 republicanos en la cámara alta pueden bloquear la iniciativa con tácticas obstructivas, pero el vocero de McConnell, Don Stewart, rechazó decir si todos los senadores republicanos apoyarán esa estrategia.

El plazo para renovar varios recortes fiscales aprobados en el 2001, cuando el gobierno federal tenía un superávit, vence a fin de año.

El líder republicano en la Cámara de Representantes, John Boehner, dijo el domingo que apoyaría la renovación de los recortes a los impuestos para la clase media, pero no a los ricos, si esa fuera la única opción a su alcance.

Los demócratas temen que las elecciones de noviembre pudieran darle a los republicanos el control de la cámara baja y quizá del Senado. La Casa Blanca y sus aliados demócratas esperan usar la lucha por los recortes fiscales para proyectarse como defensores de la clase media y a los republicanos como un partido ansioso por repetir las políticas del aún impopular ex presidente Bush.

"Vamos a tener que usar los próximos 50 y tantos días para convencer a la población que eso es exactamente lo que los republicanos harían: regresar a las políticas de Bush", dijo el secretario de prensa de la Casa Blanca, Robert Gibbs, en un programa de la cadena NBC.

Gibbs señaló que los republicanos no deberían usar a la clase media como una pelota política, y consideró que éstos trabajan para darle recortes fiscales a los contribuyentes acaudalados que no necesitan las reducciones. Por su parte, los republicanos sostienen que reducir los impuestos a la clase alta podría alentar a los ricos y a sus empresas a crear empleos.

Los analistas del Congreso sostienen que renovar los recortes fiscales para todos le costará al gobierno cuatro billones de dólares en la próxima década.

En momentos en que las encuestas muestran que la mayoría de la población está cada vez más molesta por el creciente déficit gubernamental, Obama quiere excluir de los recortes fiscales a los individuos que ganan más de US$200.000 al año y a las parejas con ingresos superiores a los US$250.000 anuales, lo que sumaría US$700.000 millones de ese total.

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?