| 4/5/2010 10:10:00 AM

Republicanos se oponen a reforma financiera en Estados Unidos

Los contribuyentes estadounidenses no debería ser utilizados más para rescatar a las grandes instituciones financieras, dijeron los legisladores republicanos mientras el Congreso controlado por los demócratas considera la adopción de un amplio proceso regulador de la industria financiera.

Washington.- El Partido Republicano intenta anular muchos de los cambios que desean adoptar el presidente Barack Obama y los legisladores demócratas en la industria financiera. La legislación daría al gobierno autoridad para dividir las grandes firmas financieras y obligar a la industria a costear sus fracasos más espectaculares.

Los republicanos han ofrecido alternativas como una reforma a la ley de bancarrotas en el desmantelamiento de las instituciones en quiebra. El representante Kevin McCarthy, miembro de la Comisión de Servicios Financieros de la Cámara, dijo que crear más burocracia federal y pasar la factura a los contribuyentes en más operaciones de rescate no contribuirá a reactivar la economía.

"Solamente agravará el dolor para la pequeña empresa en apuros y para las familias que respetaron las normas, vivieron conforme a sus medios y actuaron de forma responsable", dijo McCarthy en la alocución radial semanal republicana.

La Cámara aprobó en diciembre una reforma reguladora, pero el Senado no ha considerado aún un proyecto similar.

Los senadores demócratas enviaron un proyecto de ley regulador de Wall Street de la Comisión bancaria del Senado al pleno de la cámara alta el mes pasado sin respaldo alguno de los republicanos, tras un retroceso temporal de los conservadores, lo que pudo en duda su aprobación de forma bipartidista.

Pese al tono conciliador adoptado por los demócratas del comité y los líderes republicanos, no lograron acortar las distancias que separan a ambos partidos sobre el proyecto de ley, lo que aumentó las dudas de que el Congreso pueda aprobar este año una reforma financiera de amplios vuelos.

Obama pidió recientemente en una de sus alocuciones radiales sabáticas que actúe con premura para evitar que las grandes firmas financieras vuelvan a correr los riesgos que causaron la presente recesión.

Pero, los intentos de McCarthy dijo que la gestión solamente servirá para aumentar los gastos federales al mismo tiempo que se ha disparado el déficit presupuestario.

"Nos hemos quedado sin dinero", indicó. "Empero, este gobierno y los legisladores demócratas quieren gastar incluso más".

 

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?