| 2/16/2006 12:00:00 AM

Repsol YPF negocia con Bolivia proyectos energéticos

También la brasileña Petrobras negocia con el gobierno del presidente Evo Morales futuras exploraciones energéticas

La petrolera española Repsol-YPF continuaba negociaciones con el gobierno para la construcción de un gasoducto de unos 200 kilómetros, que incrementará los volúmenes de exportación de gas natural.

Las conversaciones estaban en desarrollo porque el gobierno aún no definió su política hidrocarburífera, según un vocero de la empresa estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) que pidió el anonimato.

La semana pasada Repsol-YPF anunció una inversión de 150 millones de dólares en la construcción del gasoducto Carrasco-Cochabamba en el centro de Bolivia y en una nueva planta de Gas Licuado de Petróleo (GLP) para abastecer al mercado interno.

Las negociaciones se presentan en momentos en que la Aduana Nacional de Bolivia (ANB) inició una investigación por supuesto contrabando de crudo a la empresa petrolera Andina, filial de Repsol-YPF.

El fiscal de distrito de la ciudad de Santa Cruz entregó pruebas contra Andina a la que acusa de contrabandear petróleo por poco más de nueve millones de dólares. Se trata aún de una investigación y todavía no hay un juicio en contra de la empresa.

El Ministerio Público delegó el miércoles a tres fiscales la investigación del caso. La aduana acusa a Andina por el contrabando de 230.400 barriles de petróleo entre junio de 2004 y julio de 2005.

La compañía reiteró recientemente que no cometió delito alguno y que demostrará su inocencia en la fiscalía.

"Son cosas distintas. Vamos a dejar que la vía judicial siga su curso y la vía del entendimiento con YPFB siga el suyo", declaró a la prensa el pasado lunes Julio Gavito, presidente de Repsol-YPF.

La compañía al igual que otras petroleras extranjeras, tiene pendiente la renegociación de sus contratos con YPFB para adecuarlos a la nueva ley de hidrocarburos que elevó los impuestos a las petroleras el año pasado.

Esa legislación, más el anuncio del presidente Evo Morales de nacionalizar los hidrocarburos sin afectar la propiedad de las compañías, provocaron tensiones con las petroleras en el pasado reciente.

"Ojalá que las negociaciones que comenzaron Repsol-YPF y el gobierno puedan continuar. Soy un convencido de que es posible encontrar un equilibrio entre los intereses del país (Bolivia) y el de las empresas inversoras", comentó el miércoles el embajador de España, Juan Francisco Montalban.

También la brasileña Petrobras negocia con el gobierno del presidente Evo Morales futuras exploraciones energéticas.

Bolivia tiene la segunda reserva de gas después de Venezuela y sus principales mercados son Brasil y Argentina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?