| 2/24/2011 12:30:00 PM

Repsol quiere reducir su peso en YPF pero mantener el control

La petrolera española Repsol afirmó hoy que quiere reducir su participación del 79,8 % en la argentina YPF, pero sin bajar del 51 %, lo que le permitirá seguir manteniendo el control de la empresa.

Madrid - En la rueda de prensa de presentación de resultados de la compañía, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, señaló que la petrolera confía en que en "dos o tres meses" se pueda reanudar la venta de acciones de su filial argentina, un proceso parado por un juez argentino tras la demanda de un ex trabajador de la empresa.

El pasado febrero, el magistrado Oscar Armando Valentinuzzi dispuso que la venta de las acciones de YPF quedara en suspenso hasta que se resolviera la demanda iniciada por un integrante de la Federación de Ex Trabajadores de YPF, que reúne a unos 25.000 antiguos empleados que reclaman ser reconocidos como accionistas.

Brufau subrayó hoy que espera que este litigio se resuelva satisfactoriamente y se pueda dar entrada a nuevos inversores en el capital de YPF.

En ese periodo de dos o tres meses, el presidente de Repsol prevé contar con inversores internacionales interesados y poder "compartir el futuro de la compañía" con empresarios argentinos e inversores institucionales.

El grupo Petersen, del empresario argentino Eskenazi, posee actualmente el 15,46 % del capital de YPF pero tiene una opción, que vence en marzo de 2012, para adquirir un 10 % más y controlar así el 25 %.

Del capital restante, un 4,72 % se encuentra en "free float", capital que cotiza en el mercado.

El objetivo de Repsol, incluido dentro de su capítulo de desinversiones del periodo 2010-2014, es reducir su participación hasta el 51 %.

El pasado 25 de noviembre, Repsol registró ante la SEC (Comisión de Valores estadounidense) una solicitud para vender hasta un 15 % de su participación en YPF.

Las ventas de YPF, junto a la de otros activos considerados no estratégicos, sumaría los 7.800 millones de euros después de impuestos (unos US$10.770 millones) que la petrolera contempla para este periodo.

Repsol informó hoy de que tuvo un beneficio neto de 4.693 millones de euros (casi US$6.500 millones) en 2010, lo que supone triplicar la cifra que ganó en 2009, debido a la ampliación de capital de su filial brasileña, que suscribió la china Sinopec, y la buena evolución del negocio.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?