| 3/6/2013 3:04:00 PM

Repsol invertirá 9 millones de dólares en 2013

La empresa española Repsol informó que invertirá este año alrededor de nueve millones de dólares en prevención y remediación ambiental en los dos bloques que opera en la Amazonía ecuatoriana.

Quito - Marcelo Mata, coordinador de medio ambiente, seguridad y calidad de la unidad de negocios de Repsol en Ecuador, dijo a Efe que en 2012 la inversión en temas ambientales bordeó los US$10 millones, básicamente para prevención.

La reducción en inversión ambiental en 2013 responde a la "desaceleración de la compañía" en sus operaciones en el país, dijo.

Repsol explota yacimientos antiguos, con bombeo en declive, y la bajada de la producción reduce también el volumen necesario de inversión en prevención y remediación, explicó.

En un encuentro con periodistas, recordó que desde 2008 hasta 2012 hubo unos 16 derrames de fluido, el más grave de ellos en 2009, el cual afectó a unas ocho hectáreas de pantano que ahora ya están remediadas.

Indicó que los derrames ocurrieron por corrosión interna y externa de las tuberías.

Mata apuntó que el área donde opera Repsol está en cinco zonas sensibles para la biosfera.

Alrededor del 26% del terreno está dentro del Parque Nacional Yasuní, uno de los de mayor biodiversidad del mundo, donde viven comunidades indígenas como los quichuas y los waoranis.

La compañía, que es la mayor productora privada de crudo de Ecuador, debe abandonar en 2018 el bloque 16 y el campo Tivacuno, que en conjunto se extienden sobre 176.000 hectáreas, y con ello acabaría su presencia en Ecuador, pero analiza alternativas para quedarse.

En noviembre pasado, su gerente en el país andino, Luis García, dijo que Repsol desea negociar una extensión de sus operaciones actuales y analiza su posible participación en la licitación de nuevos campos en la Amazonía. 

EFE/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?