| 2/23/2011 1:45:00 PM

Repsol comunica oficialmente a la SEC su salida de Wall Street

La petrolera hispano-argentina Repsol YPF ha comunicado oficialmente a la Comisión de Valores estadounidense (SEC) su decisión de dejar de cotizar en la bolsa de Nueva York, donde ha estado presente desde hace 22 años.

Washington - En el escrito remitido a la SEC, con fecha del 22 de febrero, la petrolera española pide formalmente la exclusión de sus American Depositary Shares (ADS), que son los títulos con los que cotiza en Wall Street.

La petrolera debutó en la bolsa de Nueva York el 11 de mayo de 1989, la misma fecha en la que comenzó a cotizar en las cuatro bolsas españolas tras el proceso de privatización.

Ahora, 22 años después, Repsol ha decidido abandonar la primera plaza financiera mundial con el argumento de que le permitirá reducir significativamente los costes y cargas administrativas y optimizar su presencia en los mercados internacionales, teniendo en cuenta la liberalización de los movimientos de capitales y el reducido volumen de negociación de sus títulos en EE.UU.

La empresa calcula que el 4 de marzo será su último día de cotización en el NYSE (New York Stock Exchange).

En un comunicado remitido hace unas semanas a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) de España, Repsol expresó su intención de que los títulos siguieran cotizando en los mercados extraoficiales OTC (Over the Counter), en los que, a diferencia de las bolsas, los títulos se negocian directamente entre dos partes.

En cualquier caso Repsol seguirá utilizando las directrices y criterios del supervisor bursátil estadounidense, la SEC en las informaciones que publique sobre sus reservas probadas de crudo y gas.

Repsol es una de las empresas con mayor volumen de negociación en la bolsa española, superior el año pasado a los 50.000 millones de euros.

 

(Efe)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?