| 7/22/2005 12:00:00 AM

Reporte petrolero. Sigue descenso de producción aunque desacelera

La producción petrolera del país descendió a 530.216 barriles diarios en mayo de 2005, frente a los 535.647 barriles por día extraídos en el mismo mes de 2004.

La producción petrolera del país descendió a 530.216 barriles diarios en mayo de 2005, frente a los 535.647 barriles por día extraídos en el mismo mes de 2004, informó la Empresa Colombiana de Petróleos (Ecopetrol).



Frente a la producción de abril de 2005 de 530.551 barriles diarios, también se presentó un ligero descenso, reveló la firma estatal en un informe de estadísticas publicado en su sitio en internet, www.ecopetrol.com.co..



La disminución en la producción petrolera ha sido constante desde 1999, cuando alcanzó un pico de 846.500 barriles diarios. La razón ha sido el declive natural de los campos.



Colombia fue el sexto mayor productor de petróleo de América Latina, según las estadísticas de 2004.



A lo largo del 2005, el país ha logrado mantener la extracción de crudo por encima del promedio diario que estimó al comenzar el año de 510.000 barriles, debido a campañas de recobro de crudo y de inversión en tecnología para mejorar la eficiencia productiva de los campos petroleros más antiguos.



Los dos mayores campos petroleros del país, Cusiana-Cupiagua y Caño Limón, en los nororientales departamentos de Casanare y Arauca, respectivamente, son operados por las estadounidenses BP y Occidental Petroleum Corp..



La producción directa de Ecopetrol bajó a 119.122 barriles diarios en mayo de 2005, desde los 124.645 barriles diarios del mismo mes del año pasado.



La firma que exportó más crudo en mayo del 2005 fue Ecopetrol, con 53.342 barriles diarios, seguida por BP con 41.691 barriles.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?