| 9/6/2006 12:00:00 AM

Renuncian 6 miembros de gabinete de Blair

La rebelión en las filas del gobierno se produjo a pesar de declaraciones de varios ministros de que Blair dejará el cargo antes de un año, y a pesar de reportes de que la medida tendrá lugar el 26 de julio del 2007.

Londres
 
Seis miembros del gabinete del primer ministro Tony Blair renunciaron hoy protesta por la negativa del primer ministro de fijar una fecha para su salida del poder.

"Ya no creo que su permanencia en el cargo sirva a los intereses del partido ni del país", dijo Tom Watson, renunciante m¿secretario para asuntos de veteranos de guerra en el Ministerio de la Defensa, en una carta al primer ministro.

Otros cinco legisladores que eran asesores pro bono del gobierno también anunciaron que dejarían sus puestos.

Blair dejará el cargo de primer ministro en julio del 2007 después de más de diez años, dijo el miércoles un periódico, luego que dos miembros del gabinete admitieron que era probable que aquél dejara su puesto el año próximo.

Como para enfatizar que Blair sigue siendo primer ministro, su despacho anunció el miércoles que proyecta viajar pronto al Medio Oriente en un esfuerzo por promover la paz en el Líbano y entre israelíes y palestinos. No especificó cuándo.

Blair dijo en una declaración que habría despedido a Watson en el caso de que éste no renunciara.

El Sun dijo que Blair se propone renunciar como líder del Partido Laborista gobernante el 31 de mayo, lo que desencadenará una elección partidista que probablemente dure unas ocho semanas, dijo el periódico. Luego sería reemplazado como primer ministro el 26 de julio, agregó.

El vocero oficial de Blair se negó a comentar el informe del Sun.

El periódico no citó fuentes. El Sun, propiedad del conglomerado News Corp. de Rupert Murdoch, ha sido enérgico partidario de Blair desde que éste asumió en 1997.

El diario censuró a los legisladores laboristas que exigen el retiro anticipado del primer ministro.

Los legisladores "infantiles que acosan a Tony Blair deben madurar y callarse la boca", dice el Sun en un editorial. "Están cometiendo un acto de locura que destruirá el partido. Si realmente quieren al laborismo, dejen que Tony Blair termine su trabajo".

Las presiones internas en el laborismo para que Blair anuncie fecha de su partida se han intensificado recientemente. Los críticos se preocupan de que la incertidumbre sobre la fecha de su alejamiento pueda perjudicar las perspectivas electorales de su partido, mientras que su popularidad declinante favorece a los conservadores de oposición.

FUENTE: AP
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?