| 4/5/2010 12:40:00 PM

Remesas de mexicanos bajan 14,89% en primer bimestre 2010

Las remesas que los mexicanos envían desde el extranjero disminuyeron 14,89% en el primer semestre del 2010, informó el lunes el banco central.

México.-  El mismo día que analistas privados estimaron un mejor desempeño de la economía mexicana al cierre del 2010, el Banco de México reportó que las remesas entre enero y febrero sumaron 2.869 millones de dólares, cuando en los mismo dos meses del 2009 fueron 3.371 millones de dólares.

Sólo en febrero, los envíos ascendieron a 1.548 millones de dólares, que respecto al mismo mes del año anterior significó una caída de 14,11%; aunque comparado con enero de 2010, cuando las remesas sumaron 1.320 millones de dólares, registraron un repunte de 17,27%.

Las remesas son enviadas casi en su totalidad desde Estados Unidos y son la segunda fuente de divisas del país sólo detrás del petróleo.

En los últimos meses han tenido un comportamiento hacia la baja y el banco central ha señalado que una de las razones es la desaceleración económica en Estados Unidos, donde radica la mayoría de los emigrantes mexicanos.

Más de 11,8 millones de mexicanos radican en ese país.

La información de las remesas a febrero, coincidió con la divulgación de un sondeo mensual que el banco central realiza entre analistas y consultores privados, los cuales estimaron que el producto interno bruto (PIB) se incrementará 4,1%, una estimación mayor a la pronosticada el mes anterior (3,9%).

Para el 2011, los 32 analistas consultados mantuvieron sus pronósticos de crecimiento de 3,7%.

La crisis del 2009 afectó particularmente a México, que fue el país Latinoamérica con la mayor contracción económica, al caer su PIB un 6,5%.

 

AP

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?