| 12/7/2010 12:00:00 PM

Rehn confirma que los próximos test a la banca incluirán pruebas de liquidez

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, confirmó hoy que los próximos test de resistencia del sector financiero en la UE incluirán pruebas de liquidez y no sólo de solvencia.

Bruselas.- Tras participar en la reunión de los ministros de Economía y Finanzas de la UE (Ecofin), el comisario confirmó que los nuevos "test de estrés" comenzarán en febrero y serán llevados a cabo por las nuevas autoridades europeas de supervisión, que entrarán en funcionamiento en enero.

La realización de estas nuevas pruebas constituye uno de los elementos clave de lo que Rehn calificó como "respuesta sistémica" de la UE a la crisis financiera y de la deuda.

"Estamos estudiando el alcance y la metodología, pero tenemos que aprender las lecciones de este año y tendrán que incluir una evaluación de la situación de liquidez" de cada entidad, adelantó el comisario.

En rueda de prensa, Rehn hizo una "defensa decidida" de los test realizados a mediados de este año, aunque sólo tranquilizaron momentáneamente a los mercados y no revelaron en toda su gravedad el agujero del sector financiero irlandés.

Su quiebra ha acabado arrastrando al Estado irlandés y requiriendo un plan conjunto de rescate por parte de la UE y del Fondo Monetario Internacional, valorado en 85.000 millones de euros.

No obstante, el comisario explicó que el caso irlandés "es muy especial", y no se corre el riesgo de que los futuros test reserven sorpresas parecidas en otros países.

El banco irlandés en peores condiciones, el Anglo Irish Bank, quedó exento de las pruebas porque, según explicó el comisario, ya había sido nacionalizado totalmente y estaba considerado ya como un "banco malo" en el momento en que fueron realizados los últimos test.

"Defiendo con firmeza, en su conjunto, la realización y los resultados de aquellas pruebas. Fueron llevadas a cabo con una metodología común, que fue rigurosa, en línea con los requisitos de capital, e incluyó un escenario más optimista y otro adverso".

De hecho, según Rehn, el escenario adverso ha resultado ser más negativo de lo que debería haberse supuesto sobre la base de las proyecciones de crecimiento de las que ahora se dispone.

"Por supuesto, hubo variaciones en la aplicación de la metodología común, porque la Unión Europea en este ámbito es una confederación", reconoció.

La responsabilidad última del ejercicio la asumió cada autoridad nacional.

Pero, a partir del 1 de enero, la UE contará con una nueva arquitectura reglamentaria y de supervisión para los mercados financieros y el sector bancario que "proporcionará más rigor desde el punto de vista europeo", aseguró Rehn.

"Una de las lecciones que hemos aprendido es que tendremos que evaluar la situación de liquidez de los bancos", insistió.

 

EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?