| 8/4/2009 12:00:00 AM

Reguladores del sector bancario en EE.UU. se rebelan contra el plan de Obama

Los principales reguladores bancarios de Estados Unidos hablaron el martes contra algunos elementos clave de un plan del Gobierno de Barack Obama para busca rediseñar la normativa financiera, indicando que hay partes que no son necesarias o podrían ser perjudiciales.

WASHINGTON - La resistencia de los funcionarios, expresadas en una audiencia ante la Comisión de Bancos del Senado, se produjo pese a una advertencia realizada el viernes por el secretario del Tesoro Timothy Geithner.

En comentarios privados interrumpidos con improperios, Geithner instó a los reguladores a terminar con sus peleas y demostrar su apoyo al plan del presidente Obama, según dijo una persona cercana a los acontecimientos del lunes.

No obstante, parecía que tuvo poco impacto en los reguladores, que consideraron algunas de las propuestas del Gobierno para endurecer la supervisión de los bancos y mercados de capitales, en medio de la peor crisis financiera en generaciones y con la economía entrampada en una rebelde recesión.

El plan llama a la creación de un supervisor nacional de bancos mediante la fusión de la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC por su sigla en inglés) y la Oficina de Supervisión de Ahorro (OTS por su sigla en inglés), ambos supervisores bancarios.

Deja la supervisión bancaria estatal a la Corporación Federal de Seguros de Depósitos (FDIC por su sigla en inglés) y la Reserva Federal, una idea que discuten algunos legisladores. El plan también crearía una Agencia de Protección Financiera del Consumidor y entregaría a la Fed la misión de monitorear el riesgo sistemático de la economía.

"¿Realmente necesitamos tres agencias federales para regular a los bancos?", preguntó el senador Christopher Dodd, presidente del comité bancario, en al principio de la audiencia.

John Bowman, director interino de la OTS, dijo que: "No apoyamos la propuesta del Gobierno de establecer una nueva agencia, el Supervisor Nacional de Bancos (NBS por su sigla en inglés), mediante la eliminación de la Oficina del Contralor de la Moneda (...) y la OTS".

"La OTS no apoya la disposición de la propuesta gubernamental a eliminar los estatutos de ahorro y de requerir a todas las instituciones federales de ahorro a cambiar sus estatutos", añadió.

Tales palabras marcaron un cambio en la oposición de los reguladores a parte del plan de Obama, que debe pasar por muchos meses más de debate en el Congreso.

Sheila Bair, presidenta de la FDIC, dijo que su agencia apoya una fusión entre la OCC y la OTS, pero se resiste a otras potenciales propuestas.

"Existe un profundo riesgo de captura regulatoria si fusionas (la supervisión bancaria) en una agencia (...) Pensamos que tener múltiples voces realmente pueden fortalecer la regulación", sostuvo.

 

 



(Reuters)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?