| 9/30/2005 12:00:00 AM

Reformas de largo plazo, la forma de enfrentar a China

Los países de Latinoamérica requieren reformas de largo plazo donde se involucre el tema educativo y un trabajo sectorial intensivo con la industria, dijo experto del BID.

Los países de Latinoamérica requieren reformas de largo plazo donde se involucre el tema educativo y un trabajo sectorial intensivo con la industria si quieren enderezar las cargas con la China que hoy se muestra como una amenaza para la producción de la región.



Los latinomaericanos deben fortalecer las reformas hechas en materia económica en los años 90 y establecer políticas sectoriales más flexibles que puedan ser asimiladas por el sector industrial si quieren formar una estructura productiva que pueda competir con la China.



Así lo señaló el experto del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Antoni Estevadeordal, en un foro que sobre el tema organizó la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif).



Estevadeordal afirmó que, por el momento, en la región no se ve la capacidad para desarrollar políticas acordes para responder de inmediato a los retos que impone el avance de la China en el escenario comercial.



Tras presentar apartes del estudio "El surgimiento de China: oportunidades y desafíos para América Latina", el funcionario, manifestó que la desigualdad de los ingresos existentes en Latinoamérica afecta cualquier política y recomendó alianzas del sector público y privado en la búsqueda de medidas.



Insistió en que las políticas que adopte la región no pueden ser de corto plazo, pues se requieren directrices horizontales basadas en reformas macroeducativas y más viables para la actividad empresarial. Dijo que los estados tienen un papel importante para contribuir con los sectores que tienen menos ventajas competitivas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?