| 8/28/2007 12:00:00 AM

Reemplazo de Gonzales enfrentará gran escepticismo

Buscar un reemplazo para Gonzales podría conducir a un impasse entre la Casa Blanca y los demócratas, que controlan el Congreso, señalaron expertos.

Washington.- Quien sea que reemplace al secretario de Justicia Alberto Gonzales enfrentará una difícil confirmación en el Senado, a raíz del escepticismo demostrado por el partido Demócrata en relación a previas nominaciones del presidente George W. Bush.


La renuncia de Gonzales, anunciada el lunes, alegró profundamente a sus críticos, que durante meses exigieron la renuncia del secretario de Justicia tras poner en entredicho su credibilidad. Peter Shane, profesor de la facultad de derecho Moritz, de la universidad del estado de Ohio, dijo que "elegir al reemplazante de Gonzales será un desafío. Es muy improbable que el Senado confirme a alguien tan agresivo como Gonzales, quien defendió las atribuciones del poder ejecutivo y la práctica del secreto".

Los críticos de Gonzales señalan una larga lista de problemas con el renunciante funcionario.

Uno de sus primeros actos en la Casa Blanca fue recomendarle a Bush que rechazara las leyes contra la tortura y los tratados internacionales que protegen a los prisioneros de guerra, lo que según sus críticos propició abusos como los cometidos en la prisión estadounidense de Abu Ghraib, en Irak.

Ya como secretario de Justicia, Gonzales le dijo en el 2005 al Congreso que el presidente tenía la capacidad de espiar a los estadounidenses sin mediar permiso judicial alguno, como parte de la guerra contra el terrorismo. Con su venia, el FBI obtuvo de manera inapropiada, y muchas veces ilegal, información personal sobre residentes en Estados Unidos. Sus declaraciones sobre el despido de varios fiscales federales fueron puestas en duda al menos tres veces durante una serie de audiencias en el Congreso, incluso una vez con su propio testimonio.

"Alberto Gonzales es el primer secretario de Justicia que pensó que la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad eran tres cosas diferentes", dijo el lunes el representante demócrata Rahm Emanuel.

Pero pese al escepticismo demócrata, es muy difícil que la Casa Blanca deje al Congreso dictarle cómo hará su trabajo.

Hay varios posibles candidatos para el puesto, pero no todos son aceptables para los demócratas. Los más prominentes en la lista son:

_El secretario de Seguridad Interior, Michael Chertoff, ex viceministro de Justicia y ex juez. Al menos Chertoff cuenta con la experiencia legal de que carecía Gonzales. Sin embargo, Chertoff enfrentó fuertes críticas e inclusive se pidió su renuncia tras la lerda respuesta del departamento a su cargo a la catástrofe causada por el huracán Katrina en el 2005.

_Senador Orrin Hatch, el principal republicano en el comité judicial durante una década, antes de abandonar el cargo en el 2005. En abril, al ser consultado si estaba dispuesto a reemplazar a Gonzales, respondió, "Será muy difícil que me confirmen", pero añadió, "serviré a mi país de todas las maneras que pueda".

_Asa Hutchinson, ex fiscal, congresista, jefe de la agencia antidrogas DEA, y director de seguridad fronteriza en el Departamento de Seguridad Interior. Hutchinson, que viajó a Washington el lunes en la tarde, según información de uno de sus asesores, no es bien visto por los demócratas, pues desempeñó un importante papel en el juicio político al presidente Bill Clinton.

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?