| 9/28/2007 12:00:00 AM

Reducir número de impuestos a comerciantes solicita Fenalco Bogotá al Gobierno

Colombia es el quinto país donde es más difícil pagar los tributos después de Uruguay, Bolivia y Venezuela. El país ocupa el lugar 172 en el ranking de pago de impuestos entre 175 países en todo el mundo.

Bogotá.- Unificar el pago a través de un formulario único en el que se incluya todos los tributos que deben cancelar los empresarios y comerciantes del país, sin que ello implique perjuicio para el fisco nacional solicitó al Gobierno la Federación Nacional de Comerciantes, Fenalco Bogotá.

La iniciativa obedece al complicado trámite para cancelar los 55 impuestos, entre municipales, departamentales y nacionales, que hacen engorroso el proceso de tributación para las empresas. Como por ejemplo: Tableros y Avisos, Bomberos, Pesos y Medidas, Semaforización, Degüello de ganado, Delineación urbana, Espectáculos Públicos, Impuesto a la telefonía, Impuesto al alumbrado público, Explotación de oro, plata y platino, Alineamiento por hilos, Dibujo vías obligadas, Consumo de licores y tabaco elaborado, Estampilla pro cultura, Construcción depósitos de buses urbanos, entre otros. (Adjunto tabla)

El director de Fenalco Bogotá, Dionisio Araújo Vélez, propone que en el país se cobre solamente el impuesto de renta, el IVA y el de aranceles, y en el distrito: el ICA y el impuesto predial; además, que sean eliminados más de cincuenta tributos, manifestó Araújo al señalar que estos cobros lo único que hacen es complicar las actividades empresariales y su recaudo significa un enorme costo administrativo para el estado.

“También es urgente volver a pensar en una reforma integral que derogue el actual estatuto tributario de más de mil artículos y lo cambie por un código moderno de fácil comprensión y ejecución”, afirmó Dionisio Araújo Vélez, director de Fenalco Bogotá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?